Secciones
Síguenos en:
LA HERENCIA DE LENIN :

LA HERENCIA DE LENIN :

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
02 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

Muchas cosas caracterizaron al líder de la revolución bolchevique, Vladímir Ilich Lenin, pero sus cuentas bancarias no son precisamente una de ellas. Sin embargo una cuenta en Suiza, que revolucionario abrió en 1917, ha descubierto este nuevo capítulo de su personalidad.

La cuenta permaneció anónima hasta hace unas pocas semanas, cuando fue reclamada por Olga Dimitrievna Ulianova, sobrina del jefe de la Revolución de Octubre, quien confirmó que su tío poseía una cuenta hasta su salida de Suiza, en abril de 1917.

La única heredera -hasta el momento- de Vladímir Ilich, e hija de su hermano Dmitri, pidió a Suiza los documentos necesarios para recuperar el dinero que pertenece a la familia. Lenin dejó cerca de 100 francos suizos de la época, que hoy serían 1.700 dólares.

Interrogada por el diario Komsomolskaia Pravda, en Moscú, Olga Dimitrievna Ulianova declaró que cuando su tío dejó Zúrich, en abril de 1917, retiró su dinero de la cuenta. Añadió que Lenin, sin duda , dejó algunos francos en su cuenta para no cerrarla . La Asociación de Banqueros Suizos (ABS) afirmó no tener ninguna certeza en cuanto al hecho de saber si el Wladimir Ulianow (otro nombre con que se conoce a Lenin) que figura en la lista de las cuentas sin reclamar es el mismo que el revolucionario. Para confirmarlo, los documentos de la ABS fueron transmitidos a la sobrina de Lenin gracias a la intervención del corresponsal en Suiza de la Komsomolskaia Pravda.

%% \ Correo en botella : Julie Pritie, una joven de Nueva Jersey, Estados Unidos, poco le importan los adelantos tecnológicos y los chats de Internet la tienen sin cuidado, por algo decidió lanzar una botella con un mensaje, en el que se identificaba sólo con sus iniciales y pedía respuesta a quien la encontrara.

Dos años más tarde, un niño de la isla canaria de La Palma, Daute Guerra, localizó la misiva mientras pescaba con su padre. Como el papel estaba un poco deteriorado, no se veían bien las señas de la joven, por lo que en el colegio de Daute se decidió enviar una misiva al cartero de su localidad. El funcionario insertó un anuncio en la prensa local bajo el título: Se busca a J. P.. La idea tuvo efecto y Julie acaba de contactar con La Palma para confirmar su iniciativa y comprobar que ya tiene nuevos amigos a 2.000 millas náuticas de su casa.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.