ROBERTO LEMAITRE TORRES :

ROBERTO LEMAITRE TORRES :

01 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

Mi abuelo dejó de ser la viva inspiración de muchos. Familia y amigos que veían en su andar el más puro amor por la vida. El año pasado por esta misma época me dijo que a pesar de sus setenta y tres años se sentía de diez y siete. Yo le pronosticaba otros setenta. Me equivoqué.

Se fue un lobo de mar, un aventurero, un visionario, un matador del pesimismo, un piloto de sueños, un cazador de bellezas... Nojoda el Nonno no dejó pasar ni un segundo de su vida sin exigirle hasta la última gota.

No es accidente que entre amigos le acuñarán el cosmopolita apodo de Le Lapin Agile; el conejo ágil. Ser humano de poderosa y pícara sonrisa que en muchos corazones deja su intenso ejemplo.

Nonno, la falta que nos haces no tiene hambre... a la nave de la cual eres ahora Capitán, buen viento y buena mar

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.