CUANDO SE DESPLAZARON LOS CONTINENTES

CUANDO SE DESPLAZARON LOS CONTINENTES

Cada año las placas tectónicas que transportan los continentes avanzan algunos centímetros a través del manto semiderretido de la Tierra. Nueva corteza se forma en las dorsales oceánicas (hendiduras) situadas en la mitad de los océanos y la vieja corteza retorna al manto en las zonas de subducción.

01 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

En algunos lugares, la corteza oceánica es tragada bajo un continente, como consecuencia de la colisión de placas tectónicas. Este fenómeno, llamado subducción, genera erupciones volcánicas y terremotos.

Los cambios significativos en el alineamiento de los continentes demoran decenas de millones de años. O eso, al menos, era lo que pensaban los geólogos. Ahora investigadores de la Universidad Caltech, en California, y de la Universidad de Puerto Rico, han hallado evidencias de un cambio más rápido.

Ellos dicen que hace 500 millones de años los continentes que se hallaban en los polos viraron hacia el Ecuador, y que algunos continentes ecuatoriales emigraron hacia los polos, todo en un lapso de 15 millones de años. Esas modificaciones habrían ayudado a disparar una extraordinaria explosión en la diversidad de especies animales y vegetales.

La teoría es muy directa. Una esfera rotatoria alcanza su mayor estabilidad cuando la mayor parte de su masa reside en el Ecuador. De otra manera, el planeta se desequilibra.

Al existir demasiada masa en un polo, toda la corteza y el manto terráqueo pueden deslizarse sobre su núcleo, que mantiene su original orientación y rotación. Por lo tanto, aun cuando la corteza y el manto se han desplazado, arrastrando a los primitivos continentes polares al Ecuador, el planeta sigue en su totalidad rotando en el mismo eje que antes.

Joseph Kirschvink, un geofísico de Caltech, dice que eso es posiblemente lo que ocurrió hace unos 550 millones de años, cuando partes de Suramérica, Africa, India, Madagascar, la Antártida y Australia derivaron conjuntamente para crear el supercontinente de Gondualandia, que se extendía desde el polo sur hasta sobrepasar la línea ecuatorial. Casi por la misma época, el supercontinente de Rodinia comenzó a fragmentarse en el polo norte.

Rocas evidentes A raíz de esa circunstancia, como si se le hubiera aplicado una colosal llave inglesa dice Kirschvink, en el lapso de unos 15 millones de años las capas exteriores de la Tierra viraron 90 grados. La evidencia para respaldar esa teoría proviene de rocas de una antigedad de entre 500 y 600 millones de años, que cubren una época previa y posterior a la sacudida de la Tierra.

Algunas rocas contienen granos de magnetita. Cuando la roca derretida se enfría, los granos se enfrían en el lugar y se alinean con el campo magnético de la Tierra. La orientación de los granos informa a los investigadores de la latitud de la roca cuando se formó, así como de la dirección del campo magnético.

Tras examinar tales rocas de Australia, Kirschvink y sus colegas determinaron que se registró un repentino viraje de 90 grados de latitud en la masa continental en un período de 15 millones de años. En el curso de ese período, lo que es hoy América del Norte se desplazó desde cerca del polo sur hacia el Ecuador, a una velocidad promedio de varios metros por año.

La llamada explosión evolutiva del período Cámbrico comenzó al mismo tiempo y duró también unos 15 millones de años. Eso, dice Kirschvink, no es una coincidencia como lo demuestra una línea de evidencia independiente.

En depósitos marinos de rocas calizas se hallan concentraciones de isótopos tales como el carbono 12 y el carbono 13, más pesado. Los organismos vivientes prefieren incorporar carbono 12 a sus cuerpos, de tal forma que los depósitos de carbón orgánico son más ligeros que aquellos provenientes de fuentes inorgánicas.

La proporción de isótopos en un depósito, por lo tanto, refleja la cantidad de residuos orgánicos que circulan en el océano en épocas diferentes.

Durante el período de la explosión cámbrica, los registros de isótopos de carbono presentan un extraño comportamiento. Hay grandes oscilaciones dice Kirschvink. Hemos encontrado casi una docena de ellas durante la explosión cámbrica .

Una explicación para ello es la presencia de depósitos de carbono orgánico en el fondo marino cuyos residuos son dragados y arrojados a las corrientes oceánicas de manera periódica, a medida que varía la circulación oceánica.

Esa circunstancia, dice Kirschvink, concuerda satisfactoriamente con un episodio de un viraje continental en nuestro planeta. Continentes que se desplazan alteran la circulación de las corrientes oceánicas, y estas, a su vez, modifican el clima.

El caso de Panamá Un ejemplo clásico es la formación del istmo de Panamá, hace unos tres millones de años. Eso dio origen a la corriente del golfo, que cambió el clima en Europa, dando lugar a las edades del hielo. Y en este caso, el desplazamiento de continentes no es un episodio menor , dice Kirschvink. América del Norte se deslizó nada menos que del polo sur al Ecuador en un período de 15 millones de años . Los cambios climáticos generaron la explosión cámbrica.

Cada vez que se perturba un ecosistema señala se divide en pequeñas comunidades, donde la evolución trabaja más rápidamente. En el curso de esa magna alteración creemos que se registró cerca de una docena de perturbaciones, tal vez una cada millón de años, creando un nuevo sistema de circulación. Las corrientes del golfo continuaron apareciendo y reapareciendo. No parece esto una idea alocada?. Pero creo que eso es lo que realmente ocurrió , agregó.

*Discover Magazin Verificación: Luis Guillermo Durán, geólogo. Universidad Nacional.

Al existir demasiada masa en un polo, toda la corteza y el manto terráqueo pueden deslizarse sobre su núcleo.

Discover Magazin

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.