EL LADO DURO DE MICROSOFT

EL LADO DURO DE MICROSOFT

Microsoft Colombia anunció el lanzamiento de nuevos dispositivos de hardware, que buscan satisfacer las necesidades los amantes de los juegos y de las personas que desean mayor comodidad en su trabajo.

01 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

Se trata de dos modelos de las palancas para juegos Sidewinder, y del Intellimouse Trackball, un nuevo dispositivo de señalamiento que se encuentra en el límite entre el ratón tradicional y el trackball.

Las palabras clave para Microsoft en el desarrollo de estos productos son ergonomía y confianza.

Ergonomía porque el Intellimouse Trackball está diseñado para adaptarse a la forma de la mano y evitar el movimiento continuo de la muñeca o el brazo para desplazar el cursor en la pantalla.

Confianza, porque las pruebas de resistencia de los Sidewinder fueron más traumáticas para los aparatos con que se evaluaron las palancas de juegos que para los mismos dispositivos. Al menos, eso es lo que afirma Andrew Elliot, gerente internacional de producto de la división de hardware de Microsoft, que visitó EL TIEMPO en días pasados.

Elliot agregó a la lista de cualidades de estos productos un componente más, que es el valor agregado en el software que los controla. Valor agregado como el hecho de que el cursor vaya hasta el botón que se debe presionar por defecto al activar la ventana de alguna aplicación (en el caso del ratón) o como la capacidad de programar las diferentes funciones que se pueden realizar con los botones del Sidewinder.

Los nuevos productos son el resultado de investigaciones que ha desarrollado Microsoft desde 1982, cuando fue creado el Hardware Group (grupo de hardware) de la compañía.

Un ratón pasivo El Intellimouse Trackball es un dispositivo de señalamiento más grande que un ratón tradicional, diseñado para acomodarse de manera natural a la mano... derecha.

Es ideal para trabajar en áreas donde no hay mucho espacio para desplazar el ratón, pues el manejo del cursor se hace con el dedo índice (al menos eso indica la lógica) mediante una esfera que sobresale de la superficie.

Al lado de la esfera se encuentra la ya tradicional ruedita de los ratones de Microsoft, que permite hacer desplazamientos verticales en la pantalla. Esto significa que al navegar por Internet con Explorer, por ejemplo, no es necesario ir hasta las barras de desplazamiento para ver el final de una página, sino que basta con mover esta pequeña rueda para subir y bajar.

Los botones del nuevo Intellimouse están ubicados a la izquierda del dispositivo, de manera que tanto el izquierdo como el derecho (que en este caso son el inferior y el superior) se manejan con el dedo pulgar.

Acostumbrarse a manejar este ratón es un poco difícil, sobre todo porque al principio no se tiene la proporción exacta del desplazamiento del cursor con el dedo índice. Labores como agrandar una ventana o moverla a un extremo de la pantalla suelen resultar complicadas durante los primeros días.

Para los zurdos la situación es más complicada, debido a que el diseño del ratón es para derechos y usarlo con la mano izquierda resulta casi imposible.

Mientras se aprende a manejar el Intellimouse Trackball también es posible aprenderse un cuantos atajos con el teclado, sobre todo cuando la motricidad fina no es el fuerte del usuario. Sin embargo, después de una semana, no dan muchas ganas de volver al ratón tradicional.

Mucha palanca Con el apoyo de la tecnología Direct X 5.0, Microsoft desarrolló una palanca de juegos que lleva la diversión a su máximo nivel de realismo.

Los nuevos dispositivos Sidewinder Force Feedback Pro y Sidewinder Precision Pro permiten a los usuarios sentir, literalmente, todo lo que sucede en la pantalla, no solo a través de sus ojos y de sus oídos, sino de sus propias manos.

Las palancas de juegos tienen integrado un sistema que les permite vibrar, saltar, poner resistencia, en fin, realizar casi cualquier tipo de movimiento que exijan los juegos actuales.

Así, despegar en el simulador de vuelo ya no será tan sencillo como mover la palanca hacia atrás y listo, sino que será necesario emplear un poco más de fuerza para elevar el avión de la pista.

Pasar por entre las nubes puede dejar temblorosas las manos del piloto virtual, pero será tan divertido como experimentar las sensación del salto en un trampolín.

En lo que sí hay que tener mucho cuidado es en el proceso de instalación, pues el software de Sidewinder puede reemplazar algunos de los controladores de su tarjeta sonido y dejar mudo su PC. Si no está absolutamente seguro de que los nuevos controladores son compatibles, dígale al sistema que conserve los viejos. Si sabe cómo restaurar los anteriores, haga la prueba, pues es posible que las cosas mejoren en lugar de dañarse.

Por supuesto, para poder disfrutar de todas las ventajas de Sidewinder es necesario que el software sea compatible con la tecnología Direct X.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.