Secciones
Síguenos en:
LOS 13 SE ENCUENTRAN CON LA VIRGEN MARÍA

LOS 13 SE ENCUENTRAN CON LA VIRGEN MARÍA

Poco a poco iban llegando. En carros lujosos, a pie, en silla de ruedas, en muletas, en bicicleta; la gente era de toda clase social, ejecutivos, campesinos, niños, jóvenes, ancianos, enfermos y sanos, que peregrinaban para llegar, como todos los 13 de cada mes, al jardín de Santa María, ubicado en Facatativá, en la vereda de Bermeo, donde la virgen, según ellos, hace revelaciones y milagros.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
15 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

Así, a pie, iba llegando la familia Moreno, viven en Bogotá y van al jardín desde el 13 de agosto de este año.

Don Luis Moreno llevaba en su mano un talego con la olla del almuerzo, un pollo con papas, porque aquí nos estamos todo el día rezándole a la virgen. Ella nos ha hecho muchos milagros , dijo.

A mi me sacó del alcoholismo. Yo tomaba desde las 5 de la mañana, de domingo a domingo, y a mi nieta, Magdalena, de dos años, que tiene hidrocefalia, y los médicos no daban nada por ella, la está rehabilitando , agregó.

Me habían dicho que mi hija no iba a caminar nunca, ni iba a poder hablar. La segunda vez que vinimos acá, ósea el 13 de septiembre, la niña comenzó ha evolucionar. Ese día dio los primeros pasos y ya me dice mamá , dijo Olga Moreno.

El jardín, que está a unos 8 kilómetros, por la carretera que de Facatativá conduce a El Rosal, por un camino destapado, donde apenas cabe un carros, es un sitio de recogimiento y de encuentro con la Virgen y donde según testimonios de sus visitantes, ella hace revelaciones.

Fue en octubre de 1995, cuando 18 hombres que se reunían todos los miércoles a rezar el rosario escucharon una revelación de la Virgen. Luis Mendoza, uno de las personas que estaba ese día en el rosario, dijo que la Virgen les habló en un tono suave y con lenguaje de parábola, en el que les pedía que con sus manos le construyeran un jardín en un sitio llamado el monte de María.

Ellos analizaron la parábola y constataron que en Facatativá, en la vereda de Bermeo, había una finca que se llamaba Santa María y que estaba localizada en la falda de una montaña.

Así, cerca de esa finca, el 13 de diciembre, de ese mismo año, se construyó el jardín.

Ella se manifiesta El jardín es un corazón de 33 metros de diámetro, construido en esas dimensiones haciendo relación a la edad de su hijo Jesucristo. Tiene tres surcos que representan los misterios dolorosos, con flores rojas; los gozosos, con flores azules, y los gloriosos, con flores amarillas.

Dentro del corazón hay una cruz hecha en flores de diferentes colores, porque según el organizador de la peregrinación, la cruz representa todos los pueblos del mundo y en cada rosario hay que pedir por sus necesidades.

Desde esa vez, todos los días 13 de cada mes, más de 25 mil personas se congregan para rezar el rosario y esperar su manifestación.

Aquí se siente la paz que se necesita para vivir. No podemos hablar de milagros, sí se han curado algunos enfermos, pero la Virgen sí se ha manifestado. Yo la he escuchado , dijo Rosa Rodríguez, que semanalmente va al jardín a rezar el rosario.

Ella no se manifiesta todos los trece. Por ejemplo, el sábado no lo hizo, y cuando lo hace, lo hace a través de tres jóvenes que son conocidos como sus instrumentos.

Ella nos hace saber que está acá con nosotros. Hace más de un año que vengo al jardín y yo he visto la figura de ella en el cielo, es una persona de pelo blanco, que viste con una túnica de color dorado , dijo Sonia Fernández.

Un 13, no me acuerdo de que mes, pero fue este año, la Virgen a través de sus instrumentos se manifestó y con una voz diferente, pero melodiosa, dijo que entre nosotros había una niña que estaba enferma de la vista y que pasara al frente. La niña, como de unos 10 años, pasó se quito las gafas que tenía y dijo que veía, no del todo bien, pero si mejor , agregó Sonia.

Un aniversario más La romería de gente se puede comparar con la que va los domingos al 20 de Julio. Nosotros, que vivimos acá nos sentimos amparados con la presencia de ella. A mi nunca se me ha revelado, pero los que vivimos acá en la vereda sentimos su presencia. En este lugar se irradia paz y tranquilidad , dijo Jaime Alfaro, habitante del sector Pero la congregación del sábado pasado era más especial. Se cumplía el segundo aniversario de la construcción del jardín de María o del corazón de la Virgen, por que el jardín tiene esa forma.

Por eso, antes de rezar el rosario, que es lo que se hace todos los 13, la celebración empezó con una peregrinación por el corazón con la imagen de la Virgen de Fátima, traída desde Portugal, para hacer alusión a la aparición que ella hizo un 13 de mayo de 1917 a tres pastores.

No es una aparición Yo no creía, pero un trece que vine a la peregrinación escuché la voz de María, y sobre mí cayó escarcha dorada de colores. Desde ese día vengo todos los treces porque realmente sentí la presencia de ella. Esto no es fanatismo, esto es un mensaje que la virgen nos quiere dar a todos , dijo Fernando Guevara.

Ella no se pronuncia todos los treces pero cuando lo ha hecho pide en sus mensajes que se ofrezcan sacrificios como el ayuno para obtener la paz del mundo. En cada mensaje recalca que allí siempre van a estar presentes los enfermos, los niños y los sacerdotes, que son sus hijos predilectos , es el testimonio de Luis Mendoza, uno de los organizadores de la peregrinación.

En el jardín hay un lugar especial donde se ubican a los enfermos. Allí se hace una oración para pedir por su sanación.

Aquí no se puede hablar de apariciones como la de la Virgen de Fátima, lo que si se puede decir es que ella se ha manifestado desde el cielo. Yo he visto cuando el sol se torna de colores durante 10 minutos sobre el lugar, cuando cae una especie como de lluvia de escarcha de colores azules o verdes , agregó Mendoza.

Desde que se construyó el corazón de María centenares de personas peregrinan hacia él. Muchos acuden por curiosidad, pero la mayoría asisten porque tiene fe y siente su presencia en el lugar.

Así, desde 1995 el jardín nunca ha permanecido solo. A pesar de que los trece de cada mes es la peregrinación, los otros días, e incluso entre semana, la gente llega allí. No son solo señoras rezanderas las que acuden. También llegan niños, jóvenes, ancianos, matrimonios, parejas de novios que dan fe de las vivencias que han tenido.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.