Secciones
Síguenos en:
DIÁLOGOS DE COMPAÑEROS :

DIÁLOGOS DE COMPAÑEROS :

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
14 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

Señor Director Se dice que las comparaciones son odiosas pero, agrego yo, muy útiles. Veamos: gracias a la parabólica podemos ver partidos de fútbol jugados en diferentes estadios del mundo y así mismo, escuchar a los narradores y comentaristas transmitir las incidencias con gran moderación y sólo lo estrictamente necesario, pues ellos saben que los televidentes están viendo lo que ellos narran. Qué contraste con nuestras transmisiones que son un griterío con palabras a la velocidad de una ametralladora y con frases de la cosecha del locutor, que no nos interesan lo mínimo: que me empiyamen a la niña , o que me acuesten a William y que compañero-compañero, usted es el mejor , y como es la otra cosa que más me gusta hacer , que no nos esperen en la casa, compañero compañero y no me diga más . Viene el turno del comentarista quien, a su vez, compañero-compañero, el mejor es usted y hace su análisis que se limita a despotricar contra el árbitro, acusándolo de todo lo malo que sucede en el partido. Así de odiosas son las comparaciones.

Alvaro Melo Torres Bogotá %% \ Mal lenguaje: Señor Director Como lector, suscriptor y colaborador de este prestigioso diario, me sorprende salvo advertido comedimiento hacia la opinión ajena, el lenguaje en contravía al de Cervantes y Carreño, utilizado en la columna Contratiempo , del domingo 30 de noviembre, pág. 8B, no obstante el distinguido comentarista don Jota Mario Arbeláez a quien no tengo el gusto de conocer personalmente afirme, en el mismo escrito, que EL TIEMPO le publica con entera libertad. Estimo que los comentarios o críticas deben consultar, prioritariamente, seriedad, elegancia y respeto, dirigidos en primera instancia al lector. Insisto, además, en la conveniencia inaplazable de optimizar respeto, prudencia y, ante todo, propósito de convertirnos en defensores y multiplicadores de la Educación, la cultura y el civismo, como soportes fundamentales para construir fraternidad y convivencia pacífica.

Miguel Currea Cubides Bogotá

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.