EL CHACAL:

14 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

Pocos historiales en el registro del terrorismo mundial tan nutrido en episodios de violencia como el de Ilich Ramírez Sánchez, un venezolano que inicialmente se instaló con su familia, en Londres, hace alrededor de treinta años, que luego se educó en las más extremistas escuelas de la Unión Soviética, y que posteriormente se dedicó al terrorismo, logrando en este discutible campo una verdadera situación extrema. No solo por sus métodos, que utilizaban las formas más sofisticadas de explosiones y de muertes extrañas, sino por la habilidad insuperable para evadir la acción de las autoridades y para escaparse con los más insólitos disfraces.

Su juzgamiento, después de su inusitada captura en Sudán, en agosto de 1994, se ha considerado como el que despierta mayor expectativa en todo el mundo, con el escenario de París, uno de los lugares predilectos para sus hazañas. Mas no es el más esperado, es cierto, porque no habrá de juzgársele en esta oportunidad por las más de veinte muertes que se le atribuyen y por muchas otras empresas de terror, sino por el asesinato de dos policías franceses.

Quedan todavía pendientes otras increíbles hazañas , que sirvieron de telón de fondo para este novelesco personaje.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.