EL ARTE DE LOS RAPEROS EN EXPOARTESANÍAS 97

EL ARTE DE LOS RAPEROS EN EXPOARTESANÍAS 97

El rap se desliza clandestino desde la subnormalidad bogotana. Es un fraseo rítmico, apabullante, como golpeteo de tambores africanos: Gheto poderoso! Ritmo pegajoso! que se mete en tu mente! por eso a tí! te tratan de demente! Las letras de rap no se cantan, se escupen, se vomitan desde lo más profundo de las entrañas. La fuerza se la imprime la cotidianidad de las esquinas, de las puertas cerradas, de las miradas excluyentes, del dedo acusador, del balazo de limpieza y de la requisa contra la pared.

14 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

El rap irrumpe en las esquinas de Kennedy, Bosa, Suba, Ciudad Bolívar, San Cristóbal. De este último sector saltó a la tarima hace tres años un nuevo grupo: Ritmo Acción y Poder.

Son cuatro muchachos entre los 17 y 20 años. Ropa ancha, suela de goma, camisetas con siluetas callejeras, corte casi militar. Son pelaos atascados entre el bachillerato y la universidad. Montan en buses de trompa roja y viven la ciudad cruda, agitada, a veces mortal, la de los mensajeros, los ayudantes de albañilería, los vendedores ambulantes.

Los integrantes de Ritmo, Acción y Poder son hijos de la cultura global: M.C. Shakra, M.C. Mauro, Y.J. y Mr. Shien. Estuvieron en Rap a la Torta y en otras tarimas de la ciudad y por estos días están en el recinto de Corferias, en Expoartesanías 97.

Pero no llegaron allí para gritar sus esperanzas y desesperanzas, sino con la escarapela de expositores, junto a otros muchachos artesanos de Ciudad Bolívar, fabricantes de objetos en hierro. Con ellos comparten el stan 235 del pabellón 3.

En medio de esa gran diversidad cultural, los raperos y los muchachos de Ciudad Bolívar han encontrado un refugio ante la intolerancia. Los indígenas zenú y embera, los pueblos mestizos tejedores de hamacas, las comunidades negras que trabajan la palma, los fabricantes de velas, los talladores de madera. Allí todos son iguales.

Su historia de artesanos comenzó hace un mes, gracias al patrocinio de la Unidad Coordinadora de Prevención Integral, UCPI. Solo que sus artesanías son un producto de la modernidad, de esa mezcla cultural que lo acompaña pues adornan el barro tradicional con motivos hip hop.

La mayor parte de los diseños son de M.C. Shakra. Ritmo, Acción y Poder fabrica vasos y otros objetos adornados con letras de colores vivos que se entrelazan, (símbolo de la hermandad de los hip hop), con edificios de ventanas apeñuscadas y máscaras de los padres de los actuales rapers : el hip hoper, el ganster y el rasta.

En los primeros días de exposición no les ha ido muy bien, pero ellos piensan que aunque no vendan ni un solo objeto, ya tienen una inmensa ganancia.

Esta es una oportunidad para creer más en nosotros mismos. Buscamos oportunidades, que no nos miren como vagos solo porque nos vestimos, sentimos y pensamos diferente. Para nosotros la experiencia de venir aquí ya es una ganancia muy grande, no ganamos en plata, sino como personas , dice M.C. Shakra, quien sueña con estudiar diseño gráfico.

El y sus compañeros también sueñan con un mundo donde las personas valgan más que el dinero y donde los problemas no se arreglen a balazos. Por eso, su rapeo es como un dardo a la conciencia de la sociedad: No importan tus creencias o tu religión! o rezas de la mía! o pruebas el panteón!!!

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.