ES UN SUEÑO

Ya es hora de empezar a ahorrar para viajar el año entrante a Bogotá a sacar el pasaporte. El día que Quindío viaje a Buenos Aires, a jugar con River por la Copa Libertadores, en el Monumental, yo voy a estar ahí.

14 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

Por eso es que estoy pensando en grande, en que llegue ese día para llevar mi bandera, mi bolsa de papel picado que, ojalá, Diario de Colombia, el periódico de acá, me lo siga regalando; mi poncho de la suerte y, la camiseta del Quindío. En el Momumental sí me la pienso poner.

Acá no lo hago, porque me da rabia que todos lo que se la ponen, si el Quindío pierde, salen renegando del equipo. Es que a nosotros los hinchas del Quindío nos pasan unas cosas...! Era fijo que el día que le ganábamos a Nacional acá y nos íbamos para el siguiente partido a Manizales, en caravana, mínimo nos metían tres goles.

Pero ahora, nadie nos quita lo que estamos viviendo. Todavía me acuerdo del día que le ganamos a Cali, en el Pascual. A las seis de la mañana nos fuimos Jorge Iván, Caos , Maraña y Beatriz, la novia de Jorge. Yo tenía miedo. Me dolía el estómago; eso me pasa siempre en los partidos del Quindío. Y Cali, encima. Se acabó el primer tiempo 0-0 y el equipo se veía bien.

En el segundo tiempo, gol del Cali. Pero Quindío no se echó para atrás. Empatamos. Ahí me sentí tranquilo porque en los penaltis ganábamos. 2-1. No, yo no lo podía creer. Eramos unos cien hinchas del Quindío, pero regados por todos lados. Ahí nos empezamos a sentir. Nosotros cien y ellos 30 mil. Y llegó el 3-1, y la dicha. De regreso paramos en todos lados a ver los goles.

Preciso, para el siguiente partido, con el Caldas, nos fuimos en caravana a Manizales y nos ganaron 2-1. Lo de siempre...

Hace unos días, cuando me preguntaban que qué tan hincha del Quindío era yo, les respondí que me fui para fútbol el día que se murió mi papá. El murió en el Seguro. A las tres de la tarde, cuando empezó el partido por radio, me llamaron y me tocó ir. En la clínica, mientras cuadraban todo, yo le preguntaba al vigilante: Cómo va el partido? El día del entierro, en la misa, el cura, que también es hincha del Quindío, habló muy bien de mi papá y de la familia. Don Germán Segura, el presidente, fue; también, el finadito Carlos Arturo Peláez, Augusto Vargas Cortés, Justino Sinisterra, jugadores del equipo.

No quiero ponerme triste. Mejor hablemos del Quindío. El miércoles me tocó ver el partido por televisión por que no tuve plata para ir a Bucaramanga. Tampoco pude porque hace apenas unos días que empecé a trabajar donde Hernán, un amigo mío, en American Tenis, el almacén de él, y me daba pena pedirle permiso.

Claro que ya le dije que el domingo trabajo hasta las 11 de la mañana: a esa hora me voy para el estadio. Ya se que me va a pasar lo de siempre. Me van a dar ganas de llorar cuando salga el Quindío. Eso va a ser difícil porque el Bucaramanga es muy buen equipo, pero ellos perdieron allá, después del penalti que cobró Marrero. Si no ganamos 1-0, no vamos a ganar nunca.

Si ganamos, el lunes vamos a querer ser campeones y lo que es yo, no me pierdo el partido en Cali. Nos tocará empezar de locales, pero a Cali, me voy. Ya tengo avisado a Hernán.

A mi mujer le dije que vendería la licuadora o el televisor, pero me iba. O se sacará un préstamo en Davivienda, donde ella trabaja, porque yo no me pierdo ese partido. Ya saben.

Tengo que hablar con Aurora, con Pocho , con Cristian y con Matame , que son tan hinchas como yo, para que pongamos de acuerdo el día y viajemos a Bogotá para sacar el pasaporte.

Esto es un sueño, pero yo estoy despierto.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.