EL PADRE VÍCTOR SE CONFIESA

EL PADRE VÍCTOR SE CONFIESA

De la noche a la mañana el padre Víctor Leguizamón resultó siendo uno de los protagonistas de una historia que ha mantenido en la expectativa de todos los colombianos y que, incluso, ha traspasado las fronteras colombianos.

14 de octubre 1997 , 12:00 a.m.

Esta es como una telenovela que no tiene un final definido , dice el sacerdote, al referirse a todos lo que ha acontecido alrededor de la muerte de Doris Adriana Niño, una amiga del popular cantante vallenato Diomedes Díaz, que por circunstancias que son investigadas por las autoridades fue encontrada y sepultada en Tunja.

El padre Víctor es un joven sacerdote egresado del Seminario Mayor de Tunja. Nació en Paipa y goza de una inusual popularidad entre los jóvenes de la capital del departamento, en donde es conocido como un cura chévere , debido a su particular forma de ser.

También es conocido por sus grandes atributos para el juego del basquetboll y por que desde hace más de tres años adelanta estudios de Derecho en la Fundación Universitaria de Boyacá.

El sacerdote reparte su tiempo entre sus estudios universitarios, su labor pastoral en una pequeña capilla de Tunja, el baloncesto y su tarea social con prostitutas y jóvenes drogadictos.

Esta última actividad lo comprometió con la investigación por la muerte de la amiga de Diomedes Díaz. Boyacá 7 días habló con el padre Víctor sobre lo ocurrido en torno a la triste historia, con final trágico, de Doris Adriana Niño.

Por que me van a condenar? Boyacá 7 días: Cómo ha sido todo este proceso y cómo ve la amenaza de que va a ser denunciado ante la Fiscalía? Padre Víctor Leguizamón: Yo pienso que toda esta situación es como una telenovela que no tiene un final definido. Sobre la amenaza de la familia, yo no sé por qué me van a condenar, si yo en ningún momento injurié a esa persona o la calumnié.

Pero, cómo fue que Usted se equivocó en algo tan delicado? Le voy a dar un ejemplo. Vamos a hacer de cuenta que yo trabajo hace un año y medio con carpinteros. Yo soy amigo de ellos y paso parte de mi vida con ellos. De pronto llegan a mi casa dos carpinteros y me dicen: padre, mataron a uno de nuestros compañeros, lo tiene la Fiscalía y lo van a enterrar como NN en una fosa común. Mi actitud es de acogida y yo asumo la función social que me corresponde. Como a mí me parece irracional y una injusticia que un ser humano termine en una fosa común, entonces yo ayudo a conseguir un buen cajón. un coro de niños y realizo un funeral precioso. A los 20 días aparece la Fiscalía y me dice: Padre, pero qué pasó, si usted no enterró a un carpintero, sino a un arquitecto. Y... tenaz la frustración..

En el caso de las la supuesta Sandra, qué función cumplió Usted? Yo simplemente cumplí la función de ofrecer los servicios litúrgicos, mi función es estar al servicio de otras personas. Si las compañeras de Sandra me dijeron que era ella, yo no podía ponerme a dudar de ellas. Yo represento la credibilidad frente a ellas. Para mí hubiera sido indiferente que ella fuera o no trabajadora sexual, porque yo pienso que todo ser humano tiene una dignidad, yo entiendo las razones por las que ellas están en ese lugar.

Usted vio el cadáver antes de que lo enterraran? Si, claro, yo lo observé cuando estaba en la morgue.

Y a Usted, efectivamente se le pareció a alguien que trabajaba en la zona de Tunja? Yo me dejé influenciar por las muchachas. Ellas dijeron que era una compañera, pero entre ellas no hay una amistad personificada. Ellas no tienen tiempo. Es más, mi intención desde el primer momento no fue averiguar si era o no trabajadora sexual. Mi intención era enterrarla dignamente La familia de Doris Adriana dice que lo demandará por injuria y calumnia, porque Usted en una entrevista dijo que el cadáver era el de Sandra y que la recordaba porque ella tenía un lunar cerca de la boca y porque era muy alegre. Pero el cadáver no resultó ser de Sandra, sino de Doris Adriana.

En un momento determinado hay que admitir que yo me equivoqué, que de pronto hice un juicio con ligereza, porque yo me dejé guiar por las compañeras, por la muchachas que vinieron a hacerme una petición. Yo supuse que era una de ellas. A mi me pareció que la había visto en la zona, yo dije que tenía un lunar, porque había una persona con unas características parecidas a ella. Yo lo hice de buena fe. Jamás pensé que fuera a meterme en un lío como estos.

Este es un trago amargo para Usted Creo que esto es una prueba, porque no esperaba este desenlace. Pienso que si Dios me metió en esto, Dios me va a sacar, porque yo sólo quise hacer el bien. Hay muchos seres humanos que no han sido capaces de perdonarme, pero tengo la convicción de que yo nunca supe que era Doris Adriana Niño y que lo que hice lo hice con todo el amor del mundo. Solo me preocupé por darle una sepultura digna.

Y la verdadera Sandra? Debe estar en la zona.

Ella ya apareció? Cuando yo rendí mi testimonio en la Fiscalía y en el Das, también estuvo Sandra allá. Esa muchacha, que parecía ser Sandra, tenía algunas características parecidas a la muchacha que enterramos Digamos que Usted se equivocó porque creyó en ellas; pero, por qué ellas dijeron que el cadáver era de una de sus compañeras, a quien conocían bien? Yo creo que ellas también se equivocaron. Es mucha la población que llega a la zona. Yo confío en que la Fiscalía va a terminar clarificando todo esto.

Usted ha tenido oportunidad de hablar con la compañeras de Sandra?. Ellas que dicen de su equivocación? Eso hace parte de la reserva del sumario. Ellas ya fueron interrogadas, pero yo no puedo juzgarlas a ellas.

Usted habló recientemente con el hermano de Doris. Cuál es la posición de él? Yo hablé con él. Yo sé que ellos están un poco molestos conmigo. pero yo les he repetido que no lo hice de mala fe. Yo obré correctamente. No me arrepiento de haber actuado como actúe. Creí que estaba actuando bien. Si ellos no me quieren perdonar, creo que Dios y la Fiscalía se encargarán de hacer justicia.

En alguna oportunidad Usted dijo que iba a viajar a Bogotá a hablar con la familia de Doris. Qué pasó con eso? Yo pensé en esa posibilidad, pero hubo un show publicitario. Se pretendió hacer un montaje por parte de algunos medios. Entonces decidí esperar a que se avanzara en las investigaciones.

Cómo ve la situación de Diomedes? Yo creo que la justicia tarda pero llega. Yo no puedo inculpar a nadie. Yo asumo las consecuencias de mis actos y cada persona de los suyos.

Como ha recibido la iglesia todo lo que le ha ocurrido a Usted? La gente me conoce a mi, sabe cual es mi labor social. Yo trabajo en la zona y he hecho una gran labor social. Hemos sacado a muchas muchachas que ya están trabajando en otras cosas. La gente sabe cual es mi función como pastor. También de mis trabajos con enfermos, con drogadictos. con gente de la universidad. Si se volviera a presentar una situación como la que ocurrió, yo volvería a actuar como lo hice.

Qué le ha dicho el arzobispo de Tunja? Monseñor sabe de mi situación Por encargo de él fue que yo fuí a la zona a trabajar con las mujeres Su investidura como sacerdote está en riesgo con este proceso? Yo tengo el respaldo de la iglesia. Ellos me creen. A Jesucristo, que por donde pasó le hizo el bien a todos, lo condenaron y lo crucificaron. Si a mí, por hacer el bien, también me van a condenar, si esa es la propina, pues la espero...

El padre Víctor Leguizamón dice que así como Dios lo metió en esto, El lo va a sacar. El sacerdote dice que afortunadamente en Boyacá muchos lo conocen por su trabajo social.

Diomedes Díaz, cantante vallenato Doris Adriana Niño,

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.