EL ORGULLO DE SER UN RESTREPO

EL ORGULLO DE SER UN RESTREPO

Cuando José María Restrepo Sáenz viajó a España detrás de la huella de sus orígenes y cruzó los límites entre Galicia y Asturias, en 1920, su corazón comenzó a latir intensamente.

29 de noviembre 1997 , 12:00 a.m.

Entró por el estuario del río Eo, en la costa asturiana, llegó a la población de Vegadeo, remontó el profundo valle del Suarón y comenzó a ascender por el camino de Oscus. A lado y lado de la vía, vio los orreos, (silos en donde los campesinos guardan su trigo y su maíz y lo protegen de los roedores) y los yacimientos de pizarra, con la cual los habitantes de la región hacen sus tejas. Y se sorprendió del parecido de ese paisaje con el que se aprecia en Sonsón (Antioquia) o La Calera (Cundinamarca).

En una curva del camino se encontró con un viejo letrero que decía una palabra pero que lo llenó de emoción: Restrepo. Había llegado al caserío de donde partió, alrededor de 1647, don Alonso López de Restrepo, el antecesor común de la restrepiada colombiana.

Uno de los sucesores de José María Restrepo Sáenz, el historiador Manuel Restrepo Ricaurte, hizo el mismo recorrido 77 años después. Se encontró con los mismos paisajes, la misma casa ancestral, los mismos árboles, tomó fotos e hizo un video que contagió de emoción a unos 300 Restrepos que se reunieron ayer en Bogotá para celebrar el primer encuentro de la familia.

De Alonso López de Restrepo a la fecha han pasado 350 años. Su descendencia se desperdigó a lo largo y ancho del Valle de Aburrá y llegó al eje cafetero, Bogotá, Cartagena, Popayán, y de ahí, a toda Colombia. En la actualidad se calcula en 300 mil el número de personas que descienden de don Alonso, de los cuales unos 40 mil llevan el apellido.

Sucesores de don Alonso son los ilustres ex presidentes Carlos E. Restrepo y Carlos Lleras Restrepo. Próceres de la independencia como José Félix Restrepo. Obispos y arzobispos. Hombres y mujeres de letras, ministros, médicos, ingenieros, científicos, empresarios y cientos de anónimos ciudadanos que se enorgullecen de su apellido.

Restrepo es apenas un punto en el mapa de Asturias, pero no aparece en el de España. Este nombre viene de las palabras ristre y pol, que en asturiano significan hilera y pueblo, respectivamente. Y eso es efectivamente este caserío: una fila de casas a la orilla de un camino. Nada más. En Colombia, en cambio, podrían ocupar una ciudad completa del tamaño de Manizales.

La restrepiada La lista completa de Restrepos ilustres, del pasado y el presente, es inagotable.

Restrepo fue uno de los miembros de la Expedición Botánica de José Celestino Mutis, quien bautizó en homenaje suyo una de las variedades de la orquídea con el nombre de restrepia.

Restrepo también fue el apellido que más se escuchó en las actas de fundación de Medellín, Manizales y muchas otras localidades en el eje cafetero. Desde 1886 a la fecha, 20 Restrepos han ejercido la alcaldía de Manizales.

La bibliografía de los Restrepo pasa de los 1.000 volúmenes, escritos por cerca de 120 autores que llevan este apellido, desde el citado José Félix Restrepo, hasta la recientemente premiada Laura Restrepo.

Las ideas de los Restrepo se anticiparon a sus contemporáneos. José Félix Restrepo presentó el primer proyecto para la liberación de los esclavos en Colombia. Carlos E. Restrepo fue el presidente que logró el primer gobierno de unidad nacional, con su movimiento republicano que puso fin a la división del país tras la guerra de los Mil Días.

Este gobierno, junto con el de Carlos Lleras Restrepo, figuran entre los mejores del presente siglo.

Restrepos también fundaron la primera empresa cervecera de Colombia en 1870. Comenzaron con tal ánimo que produjeron su propio envase en la planta que le dio origen a Peldar. (La sigla significa Pedro Luis y Darío Restrepo).

En los orígenes de Fabricato, Suramericana de Seguros y Scadta (hoy Avianca), también figuran miembros de la ilustre familia.

Según la historiadora Pilar Moreno Restrepo de Angel, esta familia se caracteriza por su pensamiento positivo y su laboriosidad.

Ellos son reservados, estoicos, perseverantes, están fuertemente motivados hacia el éxito, son metódicos, disciplinados y corren riesgos calculados.

El siquiatra Luis Carlos Restrepo, coordinador nacional del Mandato por la Paz, la Vida y la Libertad, le agregó otro ingrediente: la intransigencia.

Sin el restreperío, la historia de Colombia hubiera sido diferente , señala, orgulloso, José Restrepo Restrepo, presidente de la junta directiva del diario La Patria, de Manizales.

De los ilustres Restrepo de este siglo, uno de los sobrevivientes es Antonio Alvarez Restrepo, cinco veces ministro durante los mandatos de Laureano Gómez, Alberto Lleras Camargo y Carlos Lleras Restrepo, y quien a los 92 años conserva plenamente su lucidez.

En la actualidad dos precandidatos presidenciales tienen en don Alonso López de Restrepo a su antecesor: el conservador Juan Camilo Restrepo Salazar y el independiente Carlos Lleras de la Fuente, por el lado de su abuela materna, Amalia Restrepo de Lleras Acosta.

En otros campos de la actualidad también descuellan los Restrepo. Ximena y Pablo Restrepo han sido los dos mejores atletas antioqueños en la historia de los juegos olímpicos.

Pero más importante que su historia, los Restrepo tienen mucho que ofrecerle a Colombia. Por eso, la invitación del siquiatra Luis Carlos Restrepo para que se recuperen los valores y tradiciones de esta familia con el único objetivo de que de cimiento de la construcción de la paz en Colombia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.