BOMBA DESTRUYÓ EMBAJADA ISRAELÍ EN ARGENTINA

BOMBA DESTRUYÓ EMBAJADA ISRAELÍ EN ARGENTINA

Una explosión destruyó ayer la embajada israelí, mató por lo menos a cinco personas y causó heridas a otras setenta. El presidente Carlos Menem le atribuyó el atentado a resabios del nazismo y de algunos grupos fundamentalistas derrotados en la Argentina. Una mujer declaró que el estallido se produjo en un vehículo estacionado frente a la embajada, sobre la calle Arroyo.

18 de marzo 1992 , 12:00 a.m.

Por lo menos veinte personas quedaron atrapadas bajo los escombros y los equipos de rescate procuraban su evacuación, dijeron testigos en el lugar del atentado que nadie se ha atribuido hasta el momento.

El primer ministro Israelí, Yitzhak Shamir, dijo en Jerusalén que el ataque formaba parte de la guerra contra su país. Este es otro atentado para dañarnos, para continuar la guerra en nuestra contra, a pesar de que como todos sabemos, este hecho no cambiará el curso de la historia , afirmó Shamir.

Un espantoso atentado explosivo destruyó ayer la embajada de Israel en Argentina y dejó por lo menos 10 muertos y 102 heridos. Así lo informó el presidente, Carlos Menem, que describió el episodio como un resabio del nazismo .

En conferencia de prensa ofrecida en la Casa de Gobierno, Menem atribuyó el atentado a un terrorismo que se mueve desde adentro (del país) pero fundamentalmente desde afuera , sugiriendo vinculaciones entre presuntos autores locales y grupos internacionales.

Al caer la noche, patrullas de socorro alumbradas con poderosos reflectores removían los escombros temiendo que decenas de personas se encontraran todavía atrapadas bajo la montaña de mamposteria y hierros retorcidos en quedó convertido el edifico de tres pisos. Entre las víctimas fatales se encuentran dos niños.

El atentado se produjo en pleno horario de oficinas, a las 14.45 hora local (12:45 en Colombia).

El jefe del Departamento de Inmigración de la Organización Sionista Internacional, Uri Gordon, de visita en Argentina, declaró a una radio de su país que podrían ser por lo menos 30 las personas sepultadas bajo los escombros.

Una voz anónima, con acento extranjero, llamó a una radio de Buenos Aires y afirmó que el atentado lo cometió un desconocido grupo pro palestino, por una Palestina libre . Por otros medios medios recibieron llamados similares de invocaban las fuentes y los motivos más variados.

El presidente Menem atribuyó en un primer momento el atentado a grupos nazis y oficiales rebeldes del Ejército argentino. Reacción isaelí Por su parte, el primer ministro israelí, Yitzhak Shamir, dijo en Jerusalén que el ataque formaba parte de la guerra contra su país.

Este es otro atentado para dañarnos. Para continuar la guerra en nuestra contra, a pesar de que como todos sabemos este hecho no va a cambiar el curso de la historia , dijo Shamir. Agregó que Israel continuará moviéndose en búsqueda de la paz.

En Jerusalén, una declaración gubernamental dijo que el canciller argentino Guido di Tella había informado a su colega israelí David Levy que por lo que sabía, cuatro de los muertos eran empleados de la compañía argentina de electricidad que efectuaban trabajos en la embajada. En la Casa de Gobierno, el presideente Menem dijo que ha pedido a la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) y al Mossad, el servicio secreto israelí, que colaboren con los servicios de seguridad de Argentina para investigar el episodio, que ayer conmovió a todo el país.

Menem afirmó que la investigación está todavía en marcha, pero como medidas preventivas, se intensificó la vigilancia en aeropuertos, carreteras y embarcaderos. Informó, asimismo, que se ha suspendido provisionalmente el servicio de lanchas rápidas de pasajeros que se realiza entre Buenos Aires y la ciudad uruguaya de Colonia.

Entre los heridos figuran una decena de niños que se encontraban en clase en una escuela ubicada frente a la embajada al producirse la explosión, informó la alcaldía de Buenos Aires. Los niños solo sufrieron heridas leves. La acera de la embajada en el elegante Barrio Norte de Buenos Aires parecía tierra arrasada cubierta de escombros y trozos de cristales, dijo un periodista en el lugar.

Agregó que había visto uno de los cuerpos bajo una montaña de escombros y cubierto por una madera.

El atentado se produjo sólo cinco semanas después de que el gobierno argentino abrió los archivos policiales sellados desde hace casi 50 años sobre la presencia y actividades de criminales nazis en el país.

El presidente Menem atribuyó inmediatamente el atentado a grupos nazis y oficiales rebeldes carapintadas del ejército argentino que se sublevaron en cuatro ocasiones entre 1987 y 1990.

Estos hechos son resabios del nazismo y de algunos grupos fundamentalistas que fueron derrotados ya en la Argentina , dijo Menem en una improvisada conferencia de prensa, e incluyó entre esos grupos a los carapintadas.

Un funcionario de la vecina embajada de Francia, dijo a la televisión de su país que creía que se trataba de un carrobomba.

El atentado provocó una generalizada ola de repudio de distintos sectores políticos y sociales, incluyendo la embajada de Estados Unidos.

Esa Embajada expresó, en una declaración, su más enérgico repudio por el atentado. Mi secretaria está bajo los escombros Buenos Aires (Reuter) Escenas propias de una guerra con heridos clamando por auxilio, cadáveres bajo montañas de escombros y enorme confusión desencadenó un poderoso atentado dinamitero que destruyó la embajada de Israel en Argentina.

Fue el peor momento de mi vida, estoy vivo de casualidad. Mi oficina voló, no sé dónde está mi secretaria , dijo un diplomático de la embajada que pidió no ser identificado, porque tengo miedo .

Casi entre sollozos el funcionario comentó que debe estar bajo los escombros... No puedo hablar... . Por todas partes había gente herida por vidrios rotos. Nunca imaginé una cosa semejante , dijo Roberto Decournex, un fotógrafo que llegó al lugar minutos después de la explosión.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.