Secciones
Síguenos en:
PÁRROCO EN EL OJO DEL HURACÁN

PÁRROCO EN EL OJO DEL HURACÁN

Distintos estamentos de Moniquirá le reclamaron al párroco de esa población, Hernando Suárez por el destino que le ha dado a las instalaciones del Teatro Cultural.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
12 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

La preocupación de los moniquireños se ha puesto de manifiesto toda vez que la entrada del escenario fue sellada con el propósito de habilitar en ese espacio un local comercial.

El actual párroco selló el teatro hacia su interior, dejando sólo en servicio el pasillo de entrada como local y que ya fue arrendado, al parecer, a un familiar de una de sus dependientes para vender bocadillos , afirmó Guillermo Pinzón Beltrán, presidente de Culturiso de Moniquirá.

De otro lado, el sacerdote pretende cerrar una de las puertas de nuestra bella iglesia con unos remiendos como si la iglesia fuera de él, olvidándose de que esta, a través de la historia, ha pertenecido al pueblo moniquireño, agregó Pinzón.

Si bien es cierto que el teatro está construido en predios de la parroquia y desde hace varios años está bajo la administración de la parroquia de Moniquirá, la ciudadanía considera que este inmueble es de su propiedad.

Cada uno de nosotros contribuyó de una forma u otra con su construcción, al igual que con la construcción de la Casa del Campesino, aledaña al teatro y hoy cumplen funciones totalmente distintas para las cuales fueron creadas , agregó Pinzón.

Obras comunales En el año de 1963, por iniciativa de un grupo de jóvenes aglutinados en el Club Citrabal y la participación de toda la comunidad moniquireña, se inició la construcción del Teatro Cultural y la Casa del Campesino.

Las obras, que tuvieron la venia de la Diócesis, se levantaron en un terreno que fue cedido para este efecto y las cuales fueron culminadas gracias al aporte de ayudas y de auxilios.

Estos inmuebles son de propiedad de la ciudadanía, o mejor del municipio de Moniquirá. Cada vez que se ha necesitado las instalaciones para la realización de eventos culturales, así se ha hecho sin que haya existido oposición alguna por parte de personas o entidades , puntualizaron voceros de varias organismos cívicos y sociales encabezados por el Cabildo Verde del municipio.

Por todo esto le solicitamos al señor párroco parar los trabajos que está adelantado ya que, entre otras cosas, atentan contra la estética del teatro e impiden que este pueda ser autorizado para los fines que fue construido como son el de contribuir al desarrollo social y cultural de la comunidad, enfatizó Pinzón.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.