NACÍ PARA HACERME OÍR

NACÍ PARA HACERME OÍR

El presbítero Abraham Castelblanco Vega está hoy más convencido que nunca que nació para hacerse oír y servir al prójimo a través de los medios de comunicación.

12 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

Este inquieto sacerdote, que de niño le gustaba la oratoria y echaba discursos ante públicos imaginarios, y de joven no escondía las ganas de ser líder, hasta el punto de que siendo estudiante de último año de teología fue prefecto de disciplina del Seminario Mayor de Tunja, tuvo primer contacto con los medios de comunicación siendo rector del Colegio San Pedro Claver, de Puerto Boyacá. Allí se hizo a un equipo móvil, en el cual recorría caminos y veredas para dejarse oír con anuncios de misas, reuniones de juntas comunales, cursos de catequesis.

Ya más metido en el mundo de la radio, ese que tanto lo apasiona, empezó en forma clandestina. Sin ningún permiso o autorización montó una emisora en el municipio de Toca. Para cumplir ese viejo anhelo tuvo el concurso de un amigo experto en radio. Ya con la estación en funcionamiento transmitía dos horas por la mañana, a partir de las cinco, y dos horas en la tarde. La señal de esa emisora llegaba entonces a Pesca, Tunja, Ramiriquí.

Pero ese esfuerzo no fue entendido por la comunidad hasta el punto que el Ministerio de Comunicaciones ordenó cerrar y recoger los equipos de la emisora. Sin embargo, el Alcalde de entonces se hizo el de la vista gorda y no dio cumplimiento a esa orden porque -anota el padre Castelblanco- el entendía el servicio que representábamos para la comunidad . Curiosamente, Noemí Sanín Posada, la ministra que firmó el cierre de la emisora pirata, fue la misma que firmó la Resolución 0423 del 19 de febrero de 1986, mediante la cual se le concedió la licencia de funcionamiento a Radio La Paz, en Amplitud Modulada, en la frecuencia de los 1.490 khz, con cinco kilovatios de potencia.

Sueño hecho realidad El sueño de tener emisora se hizo realidad a las siete de la noche del 11 de diciembre de 1987. Ese día, luego de las últimas pruebas a los equipos montados por los técnicos de Isco, la señal de la emisora se captaba en Siachoque -la patria chica de este sacerdote-, Tunja, Chiquinquirá, Sogamoso. Esto era como para bañarse en agua de rosas. Nos dieron como las doce de la noche pasando música y recibiendo saludes, fue un bonito tiempo para farolear, estábamos muy contentos , recuerda el padre Castelblanco.

En su empeño de hacer buena radio, el padre Castelbanco cuenta que ha recibido asesoría en el campo de la programación musical de las emisoras El Minuto de Dios, Kennedy y Mariana, de Santa Fe de Bogotá, y Reina de Colombia, de Chiquinquirá.

En esta casa radial han laborado, entre otros, como locutores y periodistas Héctor Salinas Castellanos, Jorge Eliécer Castellanos, Jairo Diego Fonseca Medina y los sacerdotes Nelson Pirachicán y Rafael Rojas Martínez. La planta de locutores y periodistas la integran hoy Javier Niño, Mario Vargas Snaider, Nelson Javier Correa y Adolfo Barrera Alvarado, quien es la mano derecha del presbítero Castelblanco en este trabajo radial.

El periodista Adolfo Barrera Alvarado, quien dirige el programa deportivo Los informadores del deporte , que tiene corresponsales en Tunja, Duitama y Sogamoso, destaca que Radio La Paz, a pesar de ser una emisora pequeña, ha transmitido eventos internacionales y nacionales y todos los eventos que han tenido como sede a la Capital Turística. Ha sido fiel acompañante del equipo Lanceros de Boyacá Su gran satisfacción, en estos diez años de Radio La Paz, es poder mantener un contacto permanente con la comunidad paipana y boyacense y recibir de ellas su permanente adhesión.

Programación variada Radio La Paz transmite diariamente en horario de cinco de la mañana a nueve de la noche. Su programación, por los reportes de sintonía que frecuente están recibiendo, tiene una gran aceptación, dice Adolfo Barrera.

Entre los programas de corte religioso se destacan Despertemos con Dios , Voces de Libertad , que es un programa de la Pastoral Católica Penitenciaria, La voz del Papa , programa de la Conferencia Episcopal Colombiana, Ventanas , programa de orientación cultural y religiosa, y las conferencias internacionales del padre Juan Rivas.

Entre los musicales de mayor sintonía están Momento del vallenato y Pentagrama mejicano , que hace dos años se incluyó por petición de los oyentes.

Luces y sombras No ha sido fácil la empresa radial para el padre Castelblanco. Dice que mantener la emisora con la aceptación que hoy tiene entre sus oyentes ha sido una brega, una odisea. Los costos económicos que demanda este servicio es espantoso, dice el presbítero y agrega: estos diez años han sido de luces y de sombras .

La afiliación de Radio La Paz a la Cadena Caracol ha sido altamente positiva, primero por imagen y, segundo, por la asesoría que recibe. Caracol ha sido una gran compañía para nosotros en estos diez años de servicio radial, pues nos ha apoyado en todo , destaca el padre Abraham Castelblanco, en cuyo rostro se refleja la emoción que lo embarga por este aniversario.

Este sacerdote dice que no nos las damos, pero la emisora, además de estar técnicamente bien montada, cuenta con modernos apoyos tecnológicos . Su gran ilusión -afirma- es hacer crecer la emisora en equipos, en tecnología y en profesionalismo radial, al máximo.

Por los logros alcanzados en estos primeros diez años de labores de Radio La Paz, el padre Castelblanco dice que siendo hoy comunicador se siente más realizado como sacerdote, además de haber podido comprobar que nací para hacerme oír .

Una radio católica El radiodifusor Abraham Castelblanco Vega nació en Siachoque y se ordenó como sacerdote en el Seminario Mayor de Tunja, en 1964. Su vida pastoral ha transcurrido, desde entonces, en los municipios de Pesca -como coadjutor-, Soracá, Chivatá, Sotaquirá, Toca y Cómbita, como párroco.

Como sacerdote, al frente de Radio La Paz, busco la honra y gloria de Dios y de María la Virgen, el crecimiento de nuestra divina Iglesia Católica y la implantación del reino de Dios entre los hombres. Me gusta y busco la promoción integral humana, por eso Radio La Paz tiene programas religiosos, periodísticos, culturales, agropecuarios e informativos a nivel de Iglesia. He pretendido que la gente aprenda a degustar música culta, bien seleccionada y por ello tenemos franjas en donde la música que se pasa ha sido previamente seleccionada. El servicio a la comunidad es nuestra prioridad , dice el director de la Frecuencia cultural de Boyacá , que es el eslógan con el cual identifican su misión.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.