Secciones
Síguenos en:
LA TECNOLOGÍA DE EE.UU., EN EL BANQUILLO

LA TECNOLOGÍA DE EE.UU., EN EL BANQUILLO

En Seagate Technology Inc., el gigantesco fabricante de unidades de disco para computadoras, el impacto de la crisis económica que aflige a Asia ha sido considerable. Lo difícil ha sido determinar si el impacto ha sido positivo o negativo.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
12 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

En octubre, la empresa asumió un cargo contable de US$63 millones por una operación de cobertura que involucraba las divisas de Tailandia y Malasia, donde Seagate tiene muchas de sus plantas. Aunque el cargo dejó a los accionistas anonadados, había un aspecto positivo: el desplome de las divisas que lo causó también representaba menores costos de producción para Seagate, el mayor empleador privado en ambos países.

Pero a esa buena noticia la superaron pronto otras malas en Corea del Sur, donde la debilidad del won le dio a competidores de Seagate como Samsung Group la posibilidad de reducir precios. Era el momento de entrar en pánico? No tan rápido. Debido a la misma crisis sudcoreana, empresas como Samsung Group enfrentan una escasez de crédito que podría limitar su capacidad de expansión. Eso podría representar una gran ventaja para Seagate, porque la compañía enfrenta una superabundancia de unidades de disco en todo el sector. Pero claro: una escasez de crédito también es una mala noticia, pues los consumidores y las empresas en Corea del Sur y en el resto de Asia comprarán menos computadoras personales, que llevan las unidades de disco de Seagate.

Está confundido? No es el único.

Los inversionistas de EE.UU. están alarmados por la suerte de las multinacionales de alta tecnología y comienzan a amenazar con abandonarlas en estampida. El mercado electrónico Nasdaq, donde las acciones de tecnología tienen gran peso, ha bajado cerca de un 5% esta semana. Tal comportamiento no es completamente irracional, porque no cabe duda que el efecto neto de la turbulencia de Asia será negativo, por lo menos a corto plazo. Japón y el Asia-Pacífico, sin incluir a China, representa cerca de una cuarta parte de la economía mundial, y su tasa de crecimiento puede caer a cero en 1988. Más de un tercio de las exportaciones de alta tecnología de EE.UU. _que ascienden a los US$150.000 millones_ van a esa región, y las ventas de las filiales de compañías de EE.UU. en la región eclipsan esas exportaciones.

Pero está resultando muy difícil determinar el impacto de la crisis sobre los resultados finales de cada una empresas y sector en EE.UU. Algunas sufrirán grandes pérdidas, otras se verán afectadas sólo un poco y otras podrían salir ilesas. Esa es una de las lecciones inesperadas de la situación: que las respuestas no son tan fáciles en una economía internacionalizada donde los países son a la vez proveedores, clientes, socios y competidores. Aunque las compañías de alta tecnología son las principales exportadoras de EE.UU, todas las multinacionales de fuera de Asia enfrentan la misma confusión.

IBM dijo que tiene tantas plantas en Asia _14 en cinco países_ que no cuenta con un registro central de compras y producción. Y Motorola Inc. dijo que la recopilación de una lista de sus instalaciones en Asia tomaría varios días de llamadas.

Por eso durante los próximos meses habrá más semanas como la pasada, cuando las compañías que describían el impacto de la crisis asiática parecían vivir en planetas diferentes. El miércoles, Oracle Corp. culpó a Asia de parte de la caída de sus ventas que le hizo perder el 29% de su valor a su cotización. Pero en el mismo día, Packard-Bell Nec Inc. pronosticaba que la crisis podría beneficiarla al reducir los costos de sus componentes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.