CARBORIENTE, AL SECTOR PRIVADO

CARBORIENTE, AL SECTOR PRIVADO

Un consorcio de entidades financieras santandereanas adquirió ayer la mayoría del paquete accionario de la estatal Compañía Carbones del Oriente S.A. (Carboriente) para garantizar la explotación de los yacimientos antracíticos del páramo del Almorzadero. La transacción implica que los nuevos socios asumirán los pasivos y la carga laboral de la empresa, que superan los 300 millones de pesos.

04 de agosto 1990 , 12:00 a. m.

Carboriente enfrenta una de sus peores crisis financieras, y el Ministerio de Hacienda, en un esfuerzo por salvar a la entidad de la quiebra, dispuso un traslado presupuestal de 182 millones de pesos, hace dos semanas.

La venta de la entidad, que ha realizado en Santander las investigaciones para la explotación de los carbones más finos del mundo, fue dispuesta por la junta de socios, aunque se reservan el 6.1 por ciento de las acciones.

En total fueron vendidas a la Corporación Financiera de Santander (Corfinansa), la Promotora de Inversiones Ruitoque, y la Promisión y Mineros de Santander 224.32l acciones, por un valor de 85 millones de pesos.

De Carboriente forman parte el Instituto de Asuntos Nucleares (IAN); la Corporación Eléctrica de la Costa Atlántica (Corelca); la Empresa Colombiana de Minas (Ecominas); el Instituto Colombiano de Energía Eléctrica (Icel), y la Empresa Colombiana de Petróleos (Ecopetrol).

El gerente de Carboriente, Samuel Arenas Giza, dijo que las entidades oficiales no tenían recursos para invertir en los programas propios en que estaba empeñada la entidad, razón por la cual se optó por ofrecer al sector privado la venta de la mayor parte de sus acciones .

Arenas Giza había solicitado desde hace algunos meses una inversión oficial de más de 350 millones de pesos, para iniciar la explotación de las minas de carbón del páramo del Almorzadero.

Según los estudios de Carboriente, se trata de los carbones de mayor concentración calorífica, muy apetecidos en el mundo de la siderúrgica y cuya explotación inicial sería de cincuenta mil toneladas por año.

No obstante, en la zona no existe ningún tipo de infraestructura y en reciente foro realizado en Málaga (Santander) los alcaldes de las poblaciones afectadas por el proyecto consideraron que las obras para facilitar la explotación y el transporte del mineral podrían demorarse varios años.

Arenas Giza dijo que una vez se disponga del dinero necesario, en seis meses se estarían haciendo los primeros envíos.

Los concejales de Málaga, la población más cercana a los yacimientos, se mostraron inconformes por la que tildaron de actitud irresponsable de parte de las directivas de Carboriente, al crear tantas expectativas alrededor del proyecto.

Actualmente existen promesas de compra del carbón por parte de organizaciones de México, Brasil, Argentina y varios países de Europa.

De todas maneras, con la venta de la mayoría de las acciones de Carboriente se despeja un poco más el camino para la explotación de las minas en Santander.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.