LAS HUELLAS SECRETAS DE LA COPA AMÉRICA

LAS HUELLAS SECRETAS DE LA COPA AMÉRICA

El presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Alvaro Fina, y el revisor fiscal de la entidad, Iván Ceballos, sí participaron en la elaboración de contratos de comercialización de la Copa América Colombia 2001, sin que el Comité Ejecutivo de la Federación tuviera conocimiento.

28 de octubre 2001 , 12:00 a.m.

El presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Alvaro Fina, y el revisor fiscal de la entidad, Iván Ceballos, sí participaron en la elaboración de contratos de comercialización de la Copa América Colombia 2001, sin que el Comité Ejecutivo de la Federación tuviera conocimiento.

EL TIEMPO revela hoy documentos hasta ahora desconocidos que indican cómo, desde 1999, Fina y Ceballos intentaron consolidar un negocio del que se derivarían ganancias superiores a los 20 millones de dólares.

La operación, que en la actualidad juzga el Tribunal Deportivo de la Federación, estaba a cargo en Colombia de la Organización RAM, la misma firma que se hizo famosa en el país por el escándalo de la boletería de la Copa Mundo de Francia y que desde entonces y hasta hoy preside Alberto Romero.

Para atender la negociación, Romero decidió constituirse en accionista de Saturno LLC, una empresa creada en Estados Unidos a la que se alió Moon Red, de propiedad del productor y compositor musical EnriqueKikei Santander, su hermano Gustavo Santander y otro colombiano de nombre Tomás Sinisterra.

Hoy el Tribunal sabe que de la fusión entre Saturno LLC y Moon Red, surgió una cuarta compañía: Copa LLC, la firma que en últimas obtuvo el contrato para comercializar la Copa América. El objetivo era vender desde el logotipo y la mascota, símbolos del torneo, hasta la explotación de álbumes y afiches.

Los eventuales vínculos del actual revisor fiscal, Iván Ceballos, con Saturno LLC son objeto de verificación.

La investigación podría salpicar además a Jorge Correa, presidente de la Dimayor (entidad que reúne a los equipos profesionales de fútbol ) y quien fuera presidente del Comité Organizador Local de la Copa América.

Correa aparece firmando un contrato, circunstancia que probaría su conocimiento sobre la existencia de la sociedad Copa LLC desde septiembre del año pasado.

Arenas movedizas.

Entre los nuevos documentos que conoció EL TIEMPO y que exigirían explicaciones por parte de Fina se encuentran el contrato de Cesión de Derechos (No. 0201-99) firmado entre la Federación Colombiana de Fútbol y la organización RAM el 27 de mayo de 1999 en la notaría 24 de Bogotá, de puño y letra de Fina y Romero.

Además existe una carta, fechada el mismo 27 de mayo del 99, que Fina le envió a la empresa Estefan Enterprises (de Emilio Stefan, el reconocido productor musical cubano con residencia en Miami).

En esta, Fina le informa que la Federación Colombiana de Fútbol determinó contratar y designar de manera exclusiva a Organización RAM como firma cesionaria y autorizada para comercializar los derechos que correspondan a esa Federación .

Así, RAM podría negociar los cupos de boletería, marketing, merchandaising, derechos de televisión, licencias, oficial supliers, así como la utilización de logos, figuras, canciones y cualquier otro efecto publicitario que sea objeto de explotación en los certámenes internacionales que se realizarán en la llamada Copa América 2001 .

En una segunda misiva, también con fecha 27 de mayo del 99, Fina ofició aKikei Santander. Le pidió crear una canción alegórica al evento y sugirió dejar a Shakira la interpretación.

Romero y Ceballos.

El indicio más serio contra Romero, presidente de RAM, es un documento que envió a Kike Santander el 28 de mayo del 99. En este, el ejecutivo ofrece que Organziación RAM (Saturno U.S.A. Enterprises en los Estados Unidos) ceda el 50 por ciento de los derechos que le corresponden en la Copa América a Moon Red Music Corp. (sic) .

EL TIEMPO también tiene en su poder una copia de la constitución de la firma Saturno LLC en el estado de Delawer (Estados Unidos) en la que aparecen como socios Alberto Romero (con 450 acciones), Iván Ceballos (450), Fernando Ayala (50) y Helí Vega Gómez (50).

Además existe fotocopia del acuerdo de operaciones entre Copa LLC, Saturno LLC y Moon Red LLC para explotar los derechos de comercialización y mercadeo del torneo. Ambos documentos tienen fecha del 19 de septiembre del 2000.

Respecto de Ceballos hay otros documentos que lo vinculan con la sociedad Saturno LLC. El principal es una carta del abogado Fernando Ayala Muñoz, ex asesor de RAM.

Ayala le pide al socio de Kike Santander, Tomás Sinisterra, que le reconozca el dinero correspondiente a su trabajo y le recuerda que así se acordó durante la reunión de socios a la que asistió, entre otros, el hoy revisor fiscal de la Federación en su calidad de accionista de Saturno LLC.

En su carta, Ayala da cuenta de los términos finales del negocio: mientras Moon Red ( Kike Santander), tendría derechos sobre el 33 por ciento de Copa LLC, la firma Saturno LLC (Romero y Ceballos) lo haría sobre el 67 por ciento restante.

Según Ayala, que anexó un contrato firmado por Fina y Correa con Copa LLC, Ceballos siempre manifestó verbalmente que actuaba también a nombre de la Federación Colombiana de Fútbol .

El escándalo contra la Federación se inició el primero de febrero de este año, cuando el abogado Santiago Salah, apoderado de Organización RAM, dirigió una carta a Alvaro Fina y consignó cuatro denuncias:.

- Existencia de un contrato firmado desde al año pasado para la comercialización de la Copa América.

- Acuerdo entre las partes para evitar una demanda de RAM contra la Federación y reconocimiento de 240 millones de pesos al abogado Salah, que Fina debía cancelar inclusive con la entrega de un apartamento.

- Presencia de Iván Ceballos como socio de Saturno LLC.

- Y hacer negocios más adelante.

Aún cuando Salah se retractó más tarde de esa comunicación, hoy el caso está en el Tribunal Deportivo de la Federación.

LA DEFENSA DE FINA Y CEBALLOS.

Alvaro Fina, en rueda de prensa del pasado 19 de octubre, aseguró que nunca firmó un contrato como tal con RAM. He podido aclarar que, por un error personal, firmé un precontrato, una carta de intención, que no tenía ninguna validez .

Por eso, dijo Fina, el doctor Iván Ceballos y yo, pedimos que el Tribunal Deportivo de la Federación se encargara del caso para esclarecerlo . El presidente de la Federación se abstuvo sin embargo de entrar en otros detalles y adujo la reserva sumarial del proceso.

El viernes pasado EL TIEMPO quiso contactarse con Fina para conocer su versión sobre los nuevos documentos, pero el dirigente deportivo no respondió las llamadas efectuadas a su número celular.

Ceballos, por su parte, exhibió en su defensa dos pruebas: una certificación en la que se afirma que él no es accionista de Saturno LLC y una carta de Romero en la que, en dos líneas, sostiene que Ceballos nunca ha sido socio de Saturno LLC.

Copa LLC, a su vez, en un comunicado de prensa firmado por Tomás Sinisterra, asegura que ningún miembro de la Federación de fútbol ha sido accionista de su firma y desvirtúa las afirmaciones del abogado Fernando Ayala, contra quien anuncia una demanda por la comisión de ilícitos .

En la defensa que Fina y Ceballos enviaron al Tribual Deportivo aparece una comunicación, que firmada Alberto Romero, presidente de RAM. El documento consigna que esa compañía no efectuará reclamos por el contrato que suscribió con la Federación.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.