COMENTARIOS MUSICALES

COMENTARIOS MUSICALES

Colecciones discográficas Del cúmulo de grabaciones discográficas que por esta época salen al mercado mundial, en este breve espacio destacaré dos por su importancia como colección. La primera, los 87 discos compactos repartidos en 20 volúmenes que reeditó el sello Deutsche Gramophon dedicados íntegramente a la obra de Beethoven.

11 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

En 1913, este sello fue el primero en llevar al disco una obra del genio de Bonn y fue la quinta sinfonía con el gran Arthur Nikish y la Filarmónica de Berlín. De esa época a esta parte centenares han sido los artistas que han dejado sus testimonios sobre este compositor en los archivos del sello discográfico, que hoy Deutsche Gramophon pone a disposición de los melómanos del mundo en una colección fuera de serie.

Están por supuesto las sinfonías, música de cámara (tríos, cuartetos, quintetos, etc.), música vocal, misas, oratorios, conciertos para diversos instrumentos, las óperas Leonora y Fidelio, oberturas, Las criaturas de Prometeo, danzas, marchas y otros trabajos, entre ellos algunas tracripciones de obras hechas a otros instrumentos, de gran interés para melómanos y coleccionistas.

Incluye además la colección una serie de grabaciones consideradas históricas que por primera vez podrán escucharse en disco compacto. Con esta extraordinaria edición el oyente podrá descubrir todas las facetas del compositor, seguir paso a paso la obra del genio, así como deleitarse con las interpretaciones que cada artista según su saber y entender ha dado en distintas épocas a la obra de Beethoven. Como no todos los interesados podrán adquirir la colección completa, tienen ellos la posibilidad de seleccionar discos por géneros. Con esta colección Deutsche Gramophon entrega al mundo la más completa colección y selección de la obra beethoveniana jamás hecha por un sello discográfico.

La segunda colección es de Sony Classical y está dedicada a la obra para teclado de Johannn Sebastian Bach, en la interprtación del gran pianista canadiense Glenn Gould fallecido en 1982. Trae tres de los conciertos para piano, que en realidad son trancripciones de conciertos escritos por Bach para otros instrumentos, versiones que se escuchan bajo la dirección de Leonard Bernstein y Vladimir Goldschann con la Columbia Symphony Orchestra. Están las Variaciones Goldberg, el Clave bien temperado, partitas, toccatas, las suites inglesas y el arte de la fuga.

Una colección magnífica de grabaciones hechas en distintas épocas de la carrera de Gould, artista que dedicó muchos años de su vida a estudiar e interpretar la obra de Bach y buscar en el instrumento un sonido muy especial, lo más parecido según él al clavecín. Sus versiones son muy personales, pero para nadie es oculto que Gould fue uno de los grandes interpretes de Bach.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.