Secciones
Síguenos en:
TURBAY SE ECHA LA CULPA Y QUEDA DETENIDO

TURBAY SE ECHA LA CULPA Y QUEDA DETENIDO

El ex congresista José Félix Turbay cumplió con lo prometido. Ayer, ante un fiscal sin rostro, declaró ser el beneficiario de varios cheques girados por el cartel de Cali, que se movieron a través de las cuentas particulares de su cuñado, Pedro Malaver, ex director de la oficina de Proexport en Madrid (España).

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
11 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

Durante cuatro horas Turbay, en compañía de su abogado Alejandro Hernández, rindió indagatoria y ofreció las explicaciones del caso.

Al finalizar la diligencia, el fiscal ordenó su detención de manera preventiva, mientras le define su situación jurídica dentro de los términos legales.

Turbay fue recluido en una estación de Policía en Bogotá.

El ex congresista había insistido ante la Fiscalía para ser escuchado porque, según él, Pedro Malaver es ajeno a los hechos investigados, de los cuales soy responsable como tendré oportunidad de ratificarlo y explicarlo en la diligencia de indagatoria solicitada .

Malaver, sindicado de enriquecimiento ilícito, se encuentra huyendo de la justicia desde el pasado 22 de septiembre, tres días después de haber sido escuchado en indagatoria en la misma Fiscalía.

Una de las pruebas que obran en el expediente contra Malaver, es un cheque por 20 millones de pesos que ingresó a su cuenta número 023-26679-4 del Banco Real de Colombia y que fue girado por la Sociedad Comercializadora de Carnes del Pacífico Ltda, una de las empresas fachadas del cartel.

El propio José Félix Turbay, a través de una carta, pidió perdón al país y a su familia. En ella destaca lo siguiente: Mis mayores siempre me enseñaron que los actos de justicia reprimen, pero también nos brindan la oportunidad de rectificar los yerros.

Por eso, y porque creo irreversiblemente en la justicia, me pongo a disposición de las autoridades.

Les pido perdón al país y a mi familia, y a mi cuñado Pedro Malver, a mi hermana y mis sobrinos: De los errores personales sólo es responsable la persona.

Me equivoqué como ciudadano, y estoy dispuesto a pagar por ello. Aunque el país puede tener la seguridad de que nunca le fallé como hombre público, me someto sin temores ni prevenciones al mandamiento soberano de los jueces. Ellos, en su inmensa sabiduría, sabrán del castigo y la oportunidad que me merezco .

Por su parte, el contralor David Turbay, hermano de José Félix, dijo que confía en la justicia del país que sabrá atender su caso.

No podemos esconder nuestro dolor por los hechos que involucran a José Félix.

El luto familiar que nos embarga a todos, sin embargo, no nos impide ver que cometió un error. La justicia, en la que confiamos plenamente, sabrá cómo atender su caso, De nuestra parte le reconocemos valor y coraje para aceptar el designio legal, que aunque pasen inadvertidos en medio de todo, reafirman nuestro amor por él en circunstancias tan difíciles.

Que la justicia divina se apiade de su causa, y nos cobije a todos .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.