COMPROMISO

COMPROMISO

El panorama negativo de las finanzas públicas nacionales está alcanzando dimensiones alarmantes. Así lo confirma la misión del FMI que estuvo revisando las cuentas en días pasados. Según su análisis, la magnitud del déficit ascendería este año a más de 4,000 millones de dólares- el equivalente a casi el 5 por ciento del PIB. Esta situación y las perspectivas poco alentadoras que se vislumbran, nos obligan a tomar medidas drásticas.

09 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

La Comisión de Racionalización del Gasto Público - presidida con gran acierto por el ex-ministro Gabriel Rosas Vega- ha hecho un estudio concienzudo de las causas del desbalance y lo que es más importante, ha formulado una serie de recomendaciones concretas con cuya aplicación se solucionaría el problema numero uno de la economía nacional.

Vale la pena reconocer el trabajo profundo de los expertos criollos, muy superior en calidad y alcance al efectuado tradicionalmente por los organismos internacionales. El diagnóstico y los planes de acción ya los tenemos claros. Lo que falta es la decisión para revertir la nociva tendencia.

Por lo tanto, nos atrevemos a proponerlo a todos los candidatos a la presidencia de la república que adopten las recomendaciones de la Comisión como parte de su plataforma económica. Independientemente del partido o movimiento al que pertenezcan, sin distingo de orientación en materia de escuela económica , dejando de lado los sellos personales, todos los aspirantes podrían comprometerse a poner en práctica las sesudas recomendaciones. El trabajo que hizo la comisión fue totalmente técnico y por lo tanto sus planteamientos trascienden lo político y los personalismos. Eso facilita su acogida, ojalá no solo en la próxima administración sino además en el siguiente gobierno porque los cambios de fondo requieren continuidad.

Ahora bien, es claro que los planes de acción tendrán que evaluarse a la luz de las circunstancias que viva el país en cada momento. Y seguramente tendrán que hacerse algunos ajustes y adaptaciones. Pero la esencia del contenido del informe final de la Comisión se debe mantener.

Y los medios tenemos la formidable tarea pedagógica explicándole a la opinión pública que el problema fiscal no es del ministro o Presidente de turno sino de la sociedad entera. Y que el remedio, por fuerte y amargo que sea, es necesario y conveniente. Las finanzas públicas son un bien público que por lo tanto todos debemos cuidar.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.