UN HOMBRE, PESE A LAS ADVERSIDADES

UN HOMBRE, PESE A LAS ADVERSIDADES

Me llamo Rubén David Acevedo y quiero destaparme. Me prometí que el día que comenzara a hacer algo para ayudar a las personas portadoras del sida no iba a sentir ese temor al rechazo y al odio de la gente .

10 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

Quien habla así, es un portador del VIH que ha sobrevivido a cinco accidentes y cinco intentos de suicidio.

Acevedo, apenas salido de la adolescencia, es el promotor de una nueva organización para apoyar a los portadores de sida, la Fundación Orquídea de Dios (ver nota alterna).

El considera, no sin razón, que la sola historia de su vida resulta ejemplar para muchos de los muchachos que, como él lo hizo desde los 10 años, hoy viven en la calle.

Historia de vida Rubén David nació en Bucaramanga hace 19 años y poco antes de cumplir los 8 fue violado por un policía. Sumado a esto, el abandono que sufrió por parte de su padre y las continuas disputas con su madre hicieron de él un muchacho indómito y autodestructivo, que quería que lo ayudaran, pero casi nunca lo permitía.

Mi papá no me quiso reconocer como hijo. El era casado, pero mi mamá no lo sabía , recuerda acerca de su padre.

Y sobre su madre tiene, de sus épocas de niño, este retrato: Mi mamá era una persona muy dura conmigo. Muchas veces pensé que mi mamá no me quería, que no sentía ese amor que una mamá le debe a un hijo. Me decía: qué hago al lado de ella, estoy haciendo que me castigue a toda hora por nada .

Haciendo cuentas, la vida no se ha portado bien con Rubén David. Desde que comenzó a aprender a hablar, presentó un problema en las cuerdas vocales que le impide pronunciar claramente la letra l . Y a los 9 años, en uno de los múltiples accidentes que sufrió, cayó de un tercer piso y quedó con una lesión en la columna que aún lo obliga caminar con dificultad.

Adicionalmente, tiene un problema nervioso que los médicos no han podido identificar, que él describe como una especie de corrientazo en el lado izquierdo de la cara y el cuello. Estos ataques lo agobian por temporadas y él ha aprendido a convivir con ellos, pero le han dado una dimensión distinta de las cosas.

Cuando me ocurre nadie me puede tocar, porque si me tocan son más fuertes los corrientazos , dice.

Poderes de sanador Hace algún tiempo, una amiga suya que trabaja como vidente le descubrió que tiene poderes de sanación. A raíz de eso, en una ocasión lo llevó a donde un enfermo grave y le enseñó cómo hacerle, mediante pases, una limpieza .

Según asegura Rubén David, el enfermo se levantó en tres días, pero para la misma fecha él tuvo una afección que lo llevó a cama.

En otra ocasión, fue a donde una señora que padecía accesos de asma muy seguido y para entonces tenía una pulmonía.

Le pasé las manos y en ocho días sintió el efecto. Dijo que cuando pasé las manos sintió un hielo y después sintió caliente , narra.

Acevedo dice que desde hace dos años y medio, gracias a ese don , su fe en Dios es mayor y ha recibido sanaciones. Mi salud está bien. Los médicos dicen que para llevar ocho años con el sida estuviera terminal, dicen que es un milagro .

Le agradezco siempre a Dios. Por eso digo que Dios quiere algo conmigo, Dios quiere que deje algo hecho en este mundo , dice.

Qué es la muerte? Advierte, eso sí, que la inminencia de la muerte no es un agobio para él. Para mí la muerte es un descanso que uno va a tener espiritual y moralmente. Uno está en este mundo por un tiempo, este cuerpo no es nada, es como prestarle una camisa a usted por un tiempo. Lo que vale más en uno mismo es el espíritu y la conciencia .

Al cabo de una década de calle, de prostitución y de furia contra el mundo, Acevedo está de vuelta de la aventura y el peligro y ahora le apuesta a eso que llaman sentar cabeza. Que la gente me sepa valorar como persona , pide.

Quiero que me ayuden a salir adelante con la fundación y quiero darle a entender a la gente que estando en la calle uno puede cambiar, no vender el cuerpo, hacer algo con la vida y ayudar a los demás a mejorar , dice.

Durante todos estos años, Acevedo contó con el apoyo de las fundaciones Renacer (vea recuadro) y Eudes, y hoy está reconocido con esas instituciones y con sus programas, de los cuales él se considera un producto bien acabado.

Poco a poco dice, la vida lo hizo caer en cuenta de que debía cambiar .

Se necesitan ganas para salir adelante Para Leslie Zambrano, comunicadora social vinculada a la Fundación Renacer (uno de los lugares donde Rubén David Acevedo recibió ayuda y orientación), la recuperación de los muchachos de la calle depende de que ellos tengan ganas de salir adelante.

No es que haya programas de rehabilitación malos. Los importante es que el muchacho tenga el interés , explica.

Zambrano recuerda cómo Acevedo tuvo inicialmente dificultades para desvincularse de la calle.

Es duro dejar cierta forma de libertad, ese no tener que confrontarse ni mirar cuáles son los problemas que uno tiene. Pero poco a poco se van reconociendo los elementos que le causan a uno dolor y lo que lo lleva a uno a vivir en la calle , dice.

Desde Renacer, Acevedo fue remitido a la Fundación Eudes, que trabaja con enfermos de sida.

Nos lo hemos vuelto a encontrar por casualidad y vemos que ha luchado por sus sueños. Eso es digno de resaltar , observa.

Zambrano subraya también que en él se ha despertado el deseo de ayudar a otros que sufren los mismos problemas que él.

Es importante que él, con toda su experiencia, con su ejemplo de vida, trate de compartir con los demás y decirles que sí es posible tener esperanzas, aún cuando uno sea portador de sida , dice.

La Fundación Renacer lleva 10 años apoyando a menores vinculados a la prostitución.

Mensualmente contactan a 80 personas. Hoy tienen 15 personas en un hogar de paso, 22 en hogar permanente y 60 en centro ambulatorio.

Nace una fundación La Fundación Orquídea de Dios, creada para orientar a los portadores de VIH, fue registrada por Rubén David Acevedo ante la Cámara de Comercio de Bogotá el pasado primero de septiembre.

Su objeto, según el documento, es acoger a todos los portadores de VIH sida que residan en el campo o en la ciudad .

Inicialmente tuvimos la idea de mandarle una carta al presidente Samper. Le pedíamos que nos diera una ayuda, pero nosotros no teníamos nada de papeles jurídicos. El Presidente nos contestó que nos acercáramos a la Dirección Nacional de Bienes. Nos dijeron: la única cosa en que les podemos ayudar es que ustedes sean una institución, porque con las personas naturales la ley no lo permite , recuerda Acevedo.

Y agrega: Yo pregunté si siendo portador podría sacar adelante una institución o qué podíamos hacer nosotros. Dijeron que no importaba. dijo que querían ayudar familias campo y ciudad, dijo agilice papeles y confíe en nosotros ayudamos en todo. Ayer llegó una carta de la Dirección Nacional de Bienes confirmando la entrega de un carro .

Recientemente, Acevedo le envió una carta a la ministra de Justicia, Almabeatriz Rengifo, solicitándole apoyo para materializar la naciente institución y la ministra les ofreció apoyarlos.

La fundación tiene sede en el barrio Santa Rosa de Lima, carrera 9 Este No 1D-72.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.