ADAM SMITH

Señor director: Su excelente editorial del 17 de este mes sobre Adam Smith merece algún comentario adicional, para mejor ilustración del público colombiano, tan desconocedor de la vida y la naturaleza de la personalidad de este hombre, cuyo pensamiento ha tenido tanta influencia en el desarrollo de la cultura occidental.

03 de agosto 1990 , 12:00 a. m.

Mucho antes de que apareciera su obra La Riqueza de las NacionesThe Theory of Moral Sentiments, publicada en 1759, es decir 17 años antes de La Riqueza de las Naciones. Cuando Smith llegó a Francia Sentimiento Moral ya había sido traducido al francés, luego Smith fue recibido por toda la intelectualidad francesa de la época.

En la reciente biografía de Adam Smith, del profesor E.G. West, encontramos esta evaluación del Sentimiento Moral: Smith era muy consciente del peligro de que la locura de la humanidad la llevara al desequilibrio. El hombre podía llegar a estar sobre-absorto en su lucha por la novedad. La obsesiva admiración por la riqueza podía ser al final la gran causa universal de la corrupción de nuestros sentimientos morales . La estricta virtud exige equilibrio y control. No solo de pan vive el hombre, pero tampoco solo vive de beneficencia .

Edmund Burke escribió esta nota en el Annual Record, cuando apareció El Sentimiento Moral, que West transcribe en su biografía: El autor busca el fundamento de lo justo, lo adecuado, lo propio, la decencia en nuestra más grande pasión, la búsqueda de la aprobación o desaprobación de la virtud o el vicio, y demostrando que esto se basa en la simpatía, eleva de esta sencilla verdad la urdimbre más hermosa de teoría moral que hemos conocido .

Setenta años perdidos por Rusia en la búsqueda de lo que Castro llamó en mejores tiempos el hombre nuevo , que debería reaccionar a otros intereses distintos al desarrollo de su personalidad individual y libre, siempre en busca de su mayor comodidad material para él y su familia, han demostrado al mundo que las tesis de Adam Smith, sobre las cuales se ha basado la prosperidad del mundo moderno, llevadas con equilibrio, decencia y fair play , no estaban tan equivocadas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.