Secciones
Síguenos en:
LA PRIMAVERA NUCLEAR

LA PRIMAVERA NUCLEAR

El primer estudio completo sobre sustancias utilizables en la fabricación de bombas atómicas fue presentado este fin de semana por el Instituto de Investigación para la Paz Internacional de Estocolmo (SIPRI), en un libro escrito por David Albright, Frans Berkhout y William Walker. Según el libro, titulado Inventario Mundial de Plutonio y Uranio Enriquecido 1992 , las cantidades de material nuclear que antes se medían en kilos se contabilizan ahora en toneladas, de las que registra mil de plutonio y mil trescientos de uranio altamente enriquecido (UAE), como resultado de la escalada de programas atómicos de las últimas décadas.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
08 de marzo 1993 , 12:00 a. m.

Estas existencias suponen un alto riesgo para la seguridad si caen en manos de terroristas o gobiernos fanáticos , ya que para construir una bomba atómica sólo hacen falta tres o cuatro kilos de plutonio o 15 kilos de uranio enriquecido dijo Walker al presentar la obra. La ONU debería establecer un registro de las existencias de dichas sustancias para reducir la inseguridad y desconfianza que crea el secreto sobre el tema y que constituye el mayor reto internacional de la posguerra fría .

Sólo el 30 por ciento del plutonio del mundo y menos de un uno por ciento del uranio están bajo control del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), subrayan los autores del informe.

Irak desarrolló un amplio programa nuclear a pesar de ser firmante del tratado de no proliferación de armas nucleares y naciones como la India y Paquistán tienen capacidad para fabricar varias bombas atómicas, según el documento.

Otro de los problemas con que se enfrentaron los autores fue el secreto que rodea las existencias de materiales nucleares, residuo quizás de la guerra fría , pero el informe consigue detallar el funcionamiento de los reactores nucleares y de las plantas de enriquecimiento y procesado en todo el mundo.

Los autores mencionan además las enormes cantidades de plutonio y uranio que se extraerán del armamento desmantelado por Estados Unidos y la desaparecida Unión Soviética así como los que se emplean para uso civil en el Reino Unido, Francia, Japón y Rusia, entre otros países.

El libro señala la necesidad de construir plantas de tratamiento para eliminar el exceso de plutonio no militar y pide que acabe el secreto que rodea a los materiales nucleares y que se publiquen estadísticas anuales por parte de la ONU.

De los autores David Albright es presidente del Instituto para la Ciencia y la Seguridad Internacional de Washington y Frans Berkhout pertenece al Centro de Energía y Estudios Ambientales de la Universidad de Princeton, Estados Unidos. William Walker, que presentó el libro en Estocolmo, es director de investigación en la Unidad de Investigación Científica de la Universidad de Sussex, Reino Unido. Países atómicos Israel, la India y Pakistán, tienen una cantidad de material nuclear suficiente para fabricar 120 bombas nucleares dice el informe.

Pero añade que algunos países parecen estar dejando de lado sus ambiciones nucleares incluso Argentina, Brasil, Suráfrica y Taiwan. Calcula que para fines de 1995 Corea del Norte podría tener bastante plutonio como para cuatro a siete bombas. Ninguno de los países sospechosos de tener armas nucleares lo confirmó.

Argentina aparentemente podría producir uranio de graduación bélica en sus instalaciones de enriquecimiento de Pilcaneyu, según el informe calcula podría producir diez kilogramos de uranio altamente enriquecido por año.

Un pequeño centro de reprocesamiento que se construye en las afueras de Buenos Aires podría separar de los residuos nucleares hasta 15 kilogramos de plutonio por año.

La construcción experimentó muchas demoras y el centro podría no entrar a producir nunca dice el informe.

Brasil tiene unas instalaciones de enriquecimiento cerca de Sorocaba en el estado de Sao Paulo que produce uranio enriquecido para combustible. El informe dice que Brasil podría producir 25 kilogramos de uranio de graduación bélica dentro de seis semanas si la capacidad de la planta naval de Aramar fuera aumentada y creara existencias adecuadas.

Irán y Corea del Norte continúan entre los primeros en la lista de países sospechosos de intentar construir armas nucleares dice el informe.

El instituto calcula que para 1991 Israel había producido entre 240 y 415 kilogramos de plutonio de graduación bélica y podría haber construido hasta entre 54 y 98 armas nucleares Pakistán tiene material suficiente para entre seis y diez bombas nucleares y la India para casi sesenta bombas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.