SOBRE MULTIBANCA :

SOBRE MULTIBANCA :

08 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

Felicitaciones por su periódico y el nuevo formato diario, que hacía tanta falta en el país.

En numerosas ocasiones me he identificado con sus crudos análisis de la realidad colombiana, y en particular, en la evaluación del impacto que ha tenido sobre el desarrollo del país el sostenimiento del gobierno Samper. Basta leer las cifras internacionales publicadas hoy en su periódico (pags. 1, 14 y 16) para tomar conciencia de la magnitud del retraso que nos significó esta administración. Sin embargo en esta ocasión, encuentro la necesidad de hacer una lectura diferente de los eventos en que basó sus afirmaciones incluidas en su editorial sobre Multibanca.

Otro de los sectores afectados durante los últimos años ha sido el financiero, no exactamente a nivel de los grandes grupos, pero... durante los últimos 18 meses, 28 entidades han desaparecido de una u otra manera (intervenciones, liquidadas, absorbidas, fusionadas)..... y en el proceso, la más vergonzosa concentración de riqueza se ha materializado, recompensando respaldos al Presidente, en manos de varios grupos económicos. Cada vez que el entorno se va tranquilizando, la Superintendente de Bancos agita el avispero, con discursos que siembran intranquilidad en los inversionistas y reiterando que sólo las entidades con el respaldo de grupos económicos o los bancos internacionales ( cuántas visitas a España a hecho o ha recibido?) van a sobrevivir.

Esas declaraciones públicas (desde 1995), junto con reformas financieras que no tienen posibilidad de surtir el trámite (consultadas con los grandes grupos económicos... y que además no van a variar las cosas, por cuanto los poderes de intervención de la Super son amplísimos en este país), anuncios imprecisos y no validados como el presente invocando economías de escala, constituyen los sobresaltos bajo los cuales se termina de configurar un plan de concentración de la riqueza en el sector financiero que beneficia a unos pocos.

Nuestros bancos han tenido la oportunidad de practicar la multibanca desde hace muchos años, sin que resulten evidentes las economías en costos de ofrecer todos los productos a toda clase de clientes a través de toda clase de canales de distribución. Por el contrario, esta dispersión de esfuerzos ha redundado en confusión para los clientes, complejidad operativa en las instituciones que degenera en caos, con la consiguiente elevación de costos. Estos supermercados financieros no terminan conociendo bien las necesidades de ningún grupo de clientes en particular, y resulta en un fenómeno llamado deseconomías de escala el cual es más común que las invocadas economías de escala. En nuestro caso es interesante observar como los costos unitarios (costos de administrar un peso de activo y pasivo) de las Upac se elevó conforme ampliaron su gama de productos a partir de 1992 y como los bancos más grandes, con algunas excepciones, tienen costos unitarios más altos que algunas entidades pequeñas. Economías de Escala? Es importante conocer bien las ocasiones y los segmentos del mercado bajo lo cuales el concepto de supermercado (multibanca) funciona: cuando hay que comprar de muchas cosas, en cantidades pequeñas, y el costo (en pesos o en tiempo) resulta demasiado elevado para ir a muchos sitios. Los segmentos que valora este tipo de oferta no aplica para todos los clientes, ni para todos los productos financieros. Necesidades transaccionales de monto bajo pueden ser bien atendidas en un supermercado, pero compras mayores como vivienda y autos, hacen que los clientes o se desplacen para encontrar el mejor producto o que compren en los lugares de venta de los artículos....así sucede en Colombia... y en el resto del mundo! No podemos descrestarnos con el concepto de supermercado. En el sector financiero las cosas suceden igual que en otros sectores, como el suyo: Portafolio será más profundo, conocerá mejor las necesidades de información de los ejecutivos, y por tanto, tendrá más competencias en este oficio que un periódico modelo supermercado como El Tiempo.

La realidad actual es que con el desarrollo de la informática (en procesamiento de datos, en telecomunicaciones, en democratización como consecuencia de la globalización de los mercados y del conocimiento) los puntos de equilibrio se han disminuido enormemente en todo tipo de actividades, las micro siderúrgicas, las micro aerolíneas, las micro revistas..... estos eran sectores donde el concepto de economías de escala, junto con paradigmas anticuados, hacia pensar que solo las compañías grandes iban a prosperar. Los Nucor, Southwest, Microsoft y otros ejemplos han demostrado que los US Steel, Panamerican/American, IBM no dominan el mundo. El sector financiero ha sido lento en cambiar sus paradigmas... y en adecuarse a unas nuevas reglas de mercado. En otros países vemos que los supermercados no son líderes... Examinemos el caso de un mercado avanzado y maduro como es de los E.U.: American Express fue líder en tarjetas, Country Wide Financial Services (8 por ciento del mercado hipotecario de USA) es el mayor jugador en hipotecas en USA... y no es banco. La empresa líder en servicios financieros a los pequeños y medianos clientes es GE Capital.

La consolidación del sector financiero colombiano no ha ocurrido como consecuencia de requerimientos del mercado en cuanto a servicios o a niveles de precios. Ha ocurrido como consecuencia de una desaceleración económica que en unos casos ha encontrado a algunas entidades financieras mal preparadas por lo cual han perdido su capital, en otros casos ha desnudado la corrupción rampante en cierto tipo de organizaciones, pero en muchos otros, ha sido el resultado de presiones originadas desde la Superintendencia Bancaria.

La manera de bajar los costos en cualquier mercado es con apertura y mayor competencia. Pero la conformación de carteles o de un oligopolio bancario nos pondrá cada vez más lejos de una situación de mercado abierto.

Afortunadamente quedan en la Superintendencia Bancaria unos funcionarios de carrera que son el bastión del conocimiento y la experiencia de esa entidad, excluyendo a la Superintendente, cuya lealtad a este Presidente ha sido hábilmente explotada. Además, le cabe el dudoso honor de ser miembro del peor equipo económico que haya tenido Colombia en 40 años! Ojalá seamos capaces de resistirlos seis meses más...

Atentamente, Juan Martíne

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.