EL NIÑO ASUSTÓ A AGRICULTORES PARA SEMBRAR

EL NIÑO ASUSTÓ A AGRICULTORES PARA SEMBRAR

El Comité de Seguimiento al Fenómeno del Niño y su efecto en el sector agropecuario, presentó sus primeras conclusiones sobre lo sucedido en los cultivos hasta finales de octubre.

08 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

Los resultados de esta primera evaluación fueron los siguientes: El temor creado entre los agricultores ha generado una disminución en las siembras, actitud que responde a una posición preventiva ante las posibilidades de un efecto más prolongado de sequía.

El impacto se ha traducido en términos generales en condiciones de sequías prolongadas. Sin embargo, y a pesar de los déficit acumulados entre marzo y septiembre, la presencia de fuertes y prolongadas lluvias en algunos departamentos del país ha permitido atenuar el efecto negativo sobre los cultivos.

Los distritos de riego y drenaje han podido responder a la demanda hídrica gracias a las reservas acumuladas y al racionamiento implementado, en algunos casos, de manera preventiva.

Es posible que el fenómeno del Niño genere efectos negativos y modifique algunas de las cifras pronosticadas para el sector agropecuario, en especial de aquellas ubicadas en zonas en las cuales habrá escasez de lluvias, pero en parte ello podrá ser contrarrestado con mejores producciones en cultivos en regiones donde habrá abundancia de agua y, en especial, en la actividad acuícola.

La presentación del Plan de Contingencia permitió evidenciar la necesidad de detectar otras fuentes de recursos para acciones que apunten al corto plazo y den respuesta a necesidades inmediatas de la población.

La presencia del Niño no ha tenido un efecto significativo en el comportamiento de los precios de los alimentos. Sin embargo, en productos como la papa se han presentado consecuencias de especulación, atribuidos al fenómeno. Frente a ello, se han adelantado acciones tendientes a sustituir el consumo de aquellos alimentos con tendencia alcista.

Así mismo, el Inat realizó una evaluación del impacto del Niño en áreas agropecuarias de los diferentes distritos de mediana o gran escala, concluyendo que en las explotaciones con riego, el impacto ha sido prácticamente nulo.

En cambio, en aquellas áreas que aun estando en distritos de riego, generalmente se explotan en secano, se observó un mayor impacto, aparentemente más influenciado por el temor natural del agricultor a perder la inversión.

También se ha presentado disminución del 47,62 por ciento en los caudales de los ríos que abastecen los distritos de riego, pero sin afectar el suministro de agua de los mismos.

Para tratar de contrarrestar los efectos negativos se adelantaron gestiones con el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo para atender situaciones críticas derivadas del Niño y para lo cual se dispondrá de 20.000 millones de pesos.

Estos recursos se dirigirán a proyectos que contemplen actividades orientadas a mejorar el manejo del agua y del suelo, dándole énfasis a la inversión en casquetes, jageyes, reservorios de agua, construcción de pozos profundos, equipos de microriego, maquinaria conservacionista para agricultura sostenible y bloques multinutricionales, ensilajes y heno.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.