JUAN PABLO I MURIÓ MIENTRAS TRABAJABA EN SU ESCRITORIO

JUAN PABLO I MURIÓ MIENTRAS TRABAJABA EN SU ESCRITORIO

El Papa Juan Pablo I falleció mientras trabajaba en su escritorio privado con informes sobre la situación en Centroamérica, especialmente en Nicaragua, según una información publicada por el diario La Stampa. La misteriosa muerte, ocurrida el 28 de septiembre de 1978, después de 33 días de pontificado, parece aclararse con estas primeras investigaciones y las declaraciones de un hermano y de una sobrina del Papa Luciani.

08 de enero 1991 , 12:00 a.m.

Edoardo Luciani, hermano del Papa, dijo que son cuentos, sólo cuentos las versiones de que fue envenenado: era débil, se le había asignado un encargo que no estaba en grado de asumir. Era un montañés, que había tenido malestares físicos pero nada graves .

La sobrina del Papa, Pía Basso, de 44 años, por su parte, asegura que supo inmediatamente que su tío había muerto en su lecho, como durante años han defendido las fuentes vaticanas.

Aquella mañana, antes de las siete, me telefoneó Diego Lorenzi, uno de sus secretarios para decirme que había muerto mi tío. Estaba trabajando en su escritorio; lo encontró sor Vincenza, la religiosa que lo cuidaba desde hacía veinte años, pero diremos que estaba en el lecho y que lo encontró el padre Magee . No era conveniente que la gente supiera que una mujer entraba en la habitación del Papa.

Mi tío, en contra de lo que se creía, se acostaba muy tarde. Se encerraba en su habitación y leía hasta la medianoche. No libros, sino informes de alto secreto que llegaban de la Secretaría de Estado. En aquellos días, seguía con atención los informes que enviaba la Nunciatura de Panamá. Le preocupaba Nicaragua la guerra civil .

La sobrina del Papa descarta totalmente la hipótesis del envenenamiento. Es imposible, no ha comido o cenado jamás solo. Siempre estaban los dos secretarios e invitados. Y cocinaba Sor Vincenza, la misma persona que le llevaba las pastillas o le ponía las inyecciones .

Lo único extraño que admite la familia y que relata La Stampa, es lo relativo al testamento, pues el Papa apenas fue elegido, pidió a un monseñor veneciano que le llevara el testamento que estaba guardado en San Marcos. Después lo destruyó y escribió otro que jamás se ha encontrado.

El pasado 16 de noviembre, el cardenal Silvio Oddi reveló que el Vaticano abrió una investigación sobre la muerte de Juan Pablo I, que confirmó que ésta se produjo por causas naturales.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.