MENUDO POETA!

En un arranque de generosidad sin límites, el Instituto Distrital de Cultura y Turismo ha publicado y presentó el pasado viernes, el libro La criatura invisible en los crepúsculos de William Turner, del poeta Fernando Denis.

08 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

Muy bella la pequeña edición diseñada por Santiago Mutis, impecables las palabras de presentación en el Planetario por parte de Cecilia Balcázar, abundante el whisky con hielo.

Menudo poeta tenemos en Fernando Denis! Pequeño de estatura, sobrio en carnes, errabundo sin consuelo por la Avenida 19, este cienaguero nacido en mayo del 68 cuando nuestra generación tiraba piedras contra el fantasma de La Bastilla que había reempiedrado en El Establecimiento , ha construido con densidad y esplendor una poética sin antecedentes en el panorama latinoamericano, pues se trata de impulsar de nuevo el prerrafaelismo , que nos legara el inmenso poeta inglés Dante Gabriel Rossetti. Quién sabe qué crimen cometió este Dante en vida que reencarnó en Fernando.

Aunque aparentemente no concuerdan la presencia física del poeta con la química de su obra, nos encontramos ante un caso pasmoso. A un poeta a quien nadie le hacía caso cuando andaba esmirriado por estas calles con su carpeta desliéndose bajo su sobaco, ahora tendrán que ponerle bolas y no solo en los billares. Una vez se me acercó en la Alianza Francesa y me alargó su fólder lírico para amargarme el tinto, pensé. Cuando comencé a ojearlo mis ojos fueron cambiando de color y mi sensor de fenómenos se puso en estado de alerta. Pocos poetas descrestan tan a primera lectura como Fernando Denis. Le alargué los poemas alelado a Eduardo Escobar, quien se vio sometido a similar colapso. El hombrecillo me regaló una copia de su mamotreto para que algún día le escribiera unas palabras similares. La guardé entre mi caletre.

Estando de asesor literario del Instituto, Rosita Jaramillo, quien tiene en su cargo directivo la función de estimular talentos, y Fernando Herrera, quien la asiste en esta labor, me plantearon la posibilidad de publicar el libro, si se conseguía la aquiescencia de los otros dos asesores: Piedad Bonnet y Germán Espinosa. Al acercarles la carpeta para amargarles el tinto, pensarían ellos, fui testigo de cómo les iban cambiando de color los ojos al recorrer las páginas, y de la duda que con razón se les presentaba acerca de la autenticidad de legajo. Era demasiado bueno para ser auténtico. Dieron su aprobación y el libro aparece.

Por estar desempeñando un cargo oficial, así sea en la cultura, me veo impedido de participar en poética, suspendiendo provisionalmente la elaboración de prólogos. Por eso he declinado el honor y faltado a mi promesa. Pero eso no me inhibe de declarar mi admiración ilimitada hacia un desorbitado elemento, a quien William Ospina ha impartido su bendición.

En honor a la verdad, Fernando pertenece a ese ramo de los poetas que abruma con su reiterativa presencia. Algunos lo consideran cargante cuando en realidad es ubicuo. Una vez se le hace un reconocimiento, de allí se desprende para poner velas a su existencia. Reclama la atención que merece, quizás con una vehemencia que irrita. Creo que por razones de contraste, va a alcanzar pronta y merecida resonancia. Con la publicación de su libro sale de unos líos menores, pero ahí van a comenzar sus verdaderos problemas. Al olimpo poético colombiano no le cabe un prospecto más, sobre todo con esas ínfulas. Pero el poeta Denis está dispuesto a hacerse sentir.

Por lo pronto, ha anunciado que demandará al Instituto. Ay Fernando!

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.