GIRO EN RELACIONES CON CORTE

GIRO EN RELACIONES CON CORTE

El presidente electo César Gaviria Trujillo anunció ayer que durante su Gobierno impondrá una relación armónica con la rama de la Justicia como una manera de lograr su fortalecimiento. Gaviria Trujillo impuso ayer un nuevo estilo en las relaciones con la Corte Suprema de Justicia. Es el primer presidente electo que hace una visita de cortesía a esa corporación con el fin de informarle acerca de los planes que aplicará su Gobierno en materia de justicia.

01 de agosto 1990 , 12:00 a. m.

La reunión se llevó a cabo al mediodía y en ella participaron el presidente de la Corte, Jorge Carreño Luengas, el vicepresidente, Pedro Lafont Pianetta; el presidente de la Sala Laboral, Ramón Zúñiga; el presidente de la Sala Civil, Rafael Romero; el presidente de la Sala Constitucional, Jaime Sanín Greffestein, y Fernando Britto, de quien se asegura sería el secretario jurídico de la presidencia.

El presidente de la Corte dijo que Gaviria demostró tener un profundo conocimiento de la problemática que aqueja a la adminstración de Justicia y les ofreció poner todo su empeño en fortalecerla.

Básicamente el presidente escuchó los planteamientos de los magistrados sobre indefensión de los jueces, carencia de presupuesto de la justicia en general y falta de organización del aparato de investigación criminal, en especial del Cuerpo Técnico de la Policía Judicial.

A la reunión con el presidente, asistió, además, Jaime Giraldo Angel, magistrado de la Sala Penal de la Corte, a quien se señala como futuro ministro de Justicia. Su designación facilitaría, sin duda, la comunicación entre la rama jurisdiccional y el Gobierno , dijo Carreño.

Antes de su visita a la Corte, el presidente se reunió con el ministro de la Defensa, Oscar Botero, y el comandante de las Fuerzas Militares, Luis Eduardo Rocca, para analizar la situación de orden público.

Luego de una diálogo de cerca de una hora con los magistrados, el presidente dijo que la colaboración armónica entre las ramas del poder es un mandato constitucional que infortunadamente no se aplica con la debida frecuencia que se requiere.

Es mucha la información que pueden intercambiar el Ejecutivo y la Rama Judicial, en particular la Corte Suprema, para enfrentar los problemas de nuestra nación y sin duda alguna, sin esa colaboración armónica de los poderes es muy difícil enfrentar los problemas de Colombia, como la justicia, el orden público y otros. Enfrentar los problemas de violencia que tiene el país, de toda naturaleza, es un asunto fundamental relacionado con el fortalecimiento de la rama judicial , dijo.

Despejó cualquier interpretación de su visita a la Corte como un intento por allanar el camino al decreto que se propone expedir en los primeros días de su gobierno convocando a la Asamblea.

Al respecto dijo que se trata de un asunto en el que naturalmente hay una relación Ejecutivo-Rama Judicial y que tendrá una comunicación recíproca, pero en manera alguna menoscabará la independencia de los poderes.

Me he propuesto informar a la Corte sobre los problemas de orden público del país y de la forma como los estamos afrontando y al mismo tiempo les he pedido sugerencias de manera que podamos estar informados mutuamente, pero de ninguna manera hemos pretendido allanar ningún camino .

Dijo que independientemente del fallo que pueda promulgar la Corte sobre el decreto de convocatoria, el Gobierno seguirá trabajando en armonía en aras de beneficiar a la justicia con recursos y mecanismo.

Por otro lado, Gaviria se refirió a la integración del Gobierno y anunció que una vez quede definido el acuerdo político sobre la Constituyente, dará a conocer los nombres de sus colaboradores.

La participación que voy a dar a los sectores políticos, trascenderá los límites del artículo 120, por cuanto cobijará no solo al segundo partido en votos, sino también a los dos restantes .

Gaviria anunció que se propone anunciar en el discurso de posesión los cambios en la política de paz. Respecto al anuncio de abandono de las armas por parte de algunos sectores del paramilitarismo, dijo que quien quiera acogerse a a la justicia lo puede hacer. Mientras tanto, dijo que la obligación del Estado es trabajar para desmantelar a las agrupaciones armadas que se hallan al margen de la legalidad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.