CASO HOSPITALARIO:

CASO HOSPITALARIO:

Señor Defensor:\ En aras de esclarecer el artículo publicado en EL TIEMPO el 15 de noviembre de 1997 y motivados por el Hospital El Salvador de Ubaté, parte de nuestra red pública de prestadores de servicios, nos permitimos hacer las siguientes precisiones:

06 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

En concordancia con el registro del libro de urgencias del Hospital El Salvador de Ubaté, el paciente llegó al servicio el día 3 de noviembre a las 5:00 p.m. en condición estable, previa atención en el Centro de Salud de Simijaca. Seguidamente se dio inicio al tratamiento especializado por cuanto se realizó el lavado quirúrgico correspondiente y el suministro de los medicamentos indicados para el día de su ingreso.

Si bien es cierto que el anestesiólogo se encontraba incapacitado, se debe resaltar que esto ocurrió al día siguiente del ingreso, no el día en que el paciente requirió de sus servicios. Conscientes de la necesidad, según criterio de los ortopedistas del Hospital El Salvador y ante la carencia del anestesiólogo de turno, se sugirió el inicio de los trámites para el traslado del paciente a otra institución, a fin de continuar el tratamiento indicado.

En razón de que el trauma sufrido por el paciente no ameritaba un tercer nivel de atención, lo cual fue ratificado por el Hospital de la Samaritana en siete oportunidades, se indicó a los familiares la posibilidad de trasladarlo al Hospital San Juan de Dios de Zipaquirá, lo cual fue negado en forma categórica por ellos. Frente a esta situación y ante la negativa de la Samaritana a recibirlo, después de 48 horas se logró que lo aceptaran para su valoración, lo cual ocurrió después de los dos lavados quirúrgicos realizados en el Hospital El Salvador de Ubaté.

Una vez en el Hospital Universitario de la Samaritana se continuó con el tratamiento iniciado en Ubaté, sin los efectos adversos pronosticados prematuramente al momento del ingreso por el médico residente de ortopedia y las declaraciones subjetivas y anticipadas del doctor Joaquín Jiménez, Jefe de Referencia y Contrarreferencia del mencionado Hospital, las cuales llegaron a causar alarma tanto en el paciente como en la familia ante la posibilidad de una amputación , situación que desde ningún punto de vista fue contemplada por los ortopedistas del Hospital El Salvador de Ubaté, quienes lo valoraron inicialmente.

DAVID ALJURE Gobernador de Cundinamarca\ JOSE ERNESTO PARAMO ALTURO: Gerente para la Salud Departamento de Cundinamarca Bogotá R: Los autores dicen que el relato se ajustó a los hechos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.