Secciones
Síguenos en:
SÓLO UN MILAGRO CLASIFICA AL CALI A LA FINALÍSIMA

SÓLO UN MILAGRO CLASIFICA AL CALI A LA FINALÍSIMA

Deportivo Cali perdió el partido más importante del cuadrangular A ante Atlético Nacional que tuvo más convicción futbolistica que el visitante.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
02 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

Los dirigidos por Reynaldo Rueda, en los primeros 45 minutos, utilizaron, basicamente, el pelotazo para buscar a Hamilton Ricard y Edison Mafla; mientras Arley Betancurt trató de tener la pelota y sus volantes de primera línea (Andrés Estrada, Martín Zapata y John Wilmer Pérez) acompañaron poco. Además, sus laterales, se quedaron estáticos en su sector.

Al menos, esa fue la idea que nos dejó el Cali en esta ocasión. Rueda y sus muchachos creyeron que con la referencia de marca y rodeando a Miguel Calero con un bloque y con su anticipo a los volantes de creación, Alexis García y Freddy Tototo Grisales, y los delanteros Carlos Castro y Juan Pablo Angel, bastaba para conquistar un punto en el Atanasio Girardot.

Nacional contribuyó en esa idea porque no desbordó en casi 45 minutos. Sus centros eran de tres cuartos de cancha y los mismos son ineficaces en el fútbol de hoy porque su verticalización de juego era anunciada y en el momento que tuvo sorpresa por intermedio de Herman Gaviria, no tuvo definición. Excepto en el gol de Angel, quien cabeceó sin marca y con Calero pegado en su arco. La anotación se le debe anotar al golero caleño.

El complemento fue diferente. El Cali dejó la pasividad y afrontó el encuentro de manera agresiva hasta el punto que niveló las acciones y el marcador por Edison Mafla. Pero esa alegría le duró al visitante dos minutos porque John Jailer Moreno cambió la trayectoria del balón a un disparo de Tototo Grisales para el 2-1 definitivo. Calero ni siquiera intentó lanzarse para evitar la caída de su arco a pesar que la pelota iba lenta.

Habla Rueda Fue un partido muy equilibrado en el que los dos equipos se brindaron. Nos faltó oportunismo y cometimos errores defensivos que propiciaron los dos goles de Atlético Nacional .

- Creemos, señor Rueda, que en vez de oportunismo al Cali le faltó contundencia en el momento de atacar...

Creo que en los primeros minutos nos faltó salir más. Nos ganaban muchos rebotes, pero en el segundo tiempo el equipo propuso buscar el partido y lo logró al empatar la contienda. Y después la otra acción cuando el árbitro (Rafael Sanabria) anula el gol de Martín Zapata luego de dejar, en el camino, al arquero (Milton Patiño). En ese momento nos preguntamos, en el banco, bueno, por qué el juez de línea no levantó la bandera y por qué el central dejó seguir la jugada ? Sigo sin entender esa situación .

- En el momento que el Cali recibió el gol en contra, su equipo, señor Rueda, se pellizcó y salió a buscar el empate. Sin embargo, logró la paridad y cambió la actitud..

Sí, Nacional reaccionó y por fortuna en el momento que Grisales disparó le pegó el balón a Jailer Moreno con lo cual desacomodó a Miguel Calero para el 2-1 .

- Se respetó demasiado al Nacional, en el primer tiempo ? No creo que lo hayamos respetado .

Tenemos que ser malos , Ricard Hamilton Ricard, delantero del Deportivo Cali, quien contabiliza 36 goles en la temporada 96-97 en 61 partidos, después del juego que sostuvo ante Atlético Nacional reclamó más fortaleza en sus compañeros de defensa y menos nobleza para enfrentar al rival.

Perdimos porque nos faltó agresividad. Tenemos que ser malos atrás. Santa (José Fernando) me pegó dos patadas en la mitad del campo, en una casi me rompe el tobillo y el árbitro (Rafael Sanabria) no sacó ni tarjeta amarilla ni le dijo nada. Y uno mira hacia atrás, en mi equipo, y nadie le pega al contrario. Uno en el fútbol no puede ser tan noble porque se lo pasan. Así como expresan los argentinos, uno debe ser mala persona en defensa. Esto lo digo en el buen sentido de la palabra. No es que quiera que mis compañeros le fracturen las piernas a los contrarios, pero sí que metan codo y vayan con vehemencia a buscar el balón .

- Pero el Cali, en el momento de atacar, encerró al Nacional...

Sí, nosotros podemos hacerlo. En el momento que estábamos 0-0 no había que cambiar para nada porque las cosas nos estaban saliendo. Después de ir en desventaja, bueno, salimos y logramos el empate. En ese momento teníamos que tener el respaldo de los muchachos de atrás .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.