Secciones
Síguenos en:
EL JUEGO NACIÓ POR AZAR

EL JUEGO NACIÓ POR AZAR

San Francisco, aquella hermosa ciudad de los Estados Unidos, vio nacer en 1890 la primera máquina de diversión que agotaría con el estrés de miles de mineros, quienes después de arduas jornadas de trabajo, requerían de algún aliciente para rebajar su tensión.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
04 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

Un traganíquel fue la solución para que los bajos ánimos se enfilarán a otro tipo de actividades que relajarán a estos trabajadores de los socavones.

La maravillosa máquina apareció en plena Fiebre de Oro como una forma de estimular también a los colonizadores de la época.

Fue con el paso del tiempo que el traganíquel exigió otro tipo de complementos para hacer del descanso, un momento de pleno éxtasis. De esta manera, comenzó a ofrecerse a los jugadores: cerveza, chicles y claro, el tradicional cigarrillo.

A principios del siglo XX, se introdujeron al mercado otro tipo de juegos que alimentarían el alma de los sitios que ya funcionaban con los primeros aparatos o pinball.

Fue así como el Black Jack y la Ruleta fueron aficionando a mucha más gente mediante la táctica de las apuestas y la industria empezó a crecer vertiginosamente.

Hoy, casi un siglo después, los famosos casinos se han convertido en una pujante industria que mueve miles de dólares en el mundo y que posee incontables aficionados.

Los singulares locales en donde el juego de azar es el tema central, congregan a diario a miles de personas que quieren poner a prueba su suerte y ganar el dinero que nunca soñaron en su vida.

Montecarlo, el principado de la Rivera francesa, encuentra en este mercado su mayor fuente de ingreso, el cual además despierta la industria turística. De igual forma sucede en Las Vegas, Estados Unidos, lugar en el que desfilan los apostadores más potentes del mundo.

En Colombia es frecuente encontrar sitios especializados en la ruleta y juegos de mesa tradicionales, como el póker.

Sin embargo, para convertir estos lugares en casinos de categoría, los empresarios españoles Unidesa-Cirsa y el grupo colombiano Super 7, con una revolucionaria y seria visión del juego, instalaron los Casino Caribe, para brindar al público nacional y foráneo la oportunidad de disfrutar del fascinante mundo del juego y el azar.

Para ello, trajeron exclusivas máquinas que serán el centro de atracción de jugadores. como la Royal Ascot, de la que existen tan solo 16 en todo el mundo, y en la que se puede apostar a los caballos. Ella llena el vacío que en nuestro país dejó el cierre de los hipódromos.

Los Casino Caribe ofrecen también la oportunidad de divertirse con el Pai Gow, una antiguo juego oriental que se mezcla con el clásico póquer del oeste.

Además, se puede disfrutar de los juegos tradicionales que hay en todos los casinos. Todo esto enmarcado por un nivel de excelencia, confianza y responsabilidad a la altura del cualquier centro de juego de Las Vegas, Reno, Montecarlo o Aruba.

De esta forma Casino Caribe ofrece el lugar ideal para pasar un tiempo de pletórico de diversión, alegría y suerte para que las personas distraigan la rutina diaria del trabajo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.