LAS DISIDENCIAS GUERRILLERAS

LAS DISIDENCIAS GUERRILLERAS

El 20 de febrero de 1974, a las 10 horas, en la quebrada La Llana (corregimiento de Nechí, municipio de Caucasia, Antioquia), cayó peleando por su causa, Domingo Laín Sanz, sacerdote español de 34 años de edad .

16 de noviembre 1997 , 12:00 a.m.

Así arrancaba la noticia que el 1 de abril del 74 publicó la revista Alternativa informando sobre la muerte en combate de Domingo Laín, sacerdote nacido en Zaragoza, que llegó a Colombia en 1967, fue párroco del barrio Meisen de Bogotá, y en 1970 se incorporó a las filas del Eln.

Recuerdo la discusión que tuvimos sobre el despliegue y enfoque que debía dársele a este hecho. Desde entonces muchos sectores de izquierda representados en Alternativa cuestionaban severamente los métodos y la viabilidad misma de la lucha armada en Colombia, mientras otros la respaldaban casi incondicionalmente.

Al final acordamos darle media página con foto y un artículo que contextualizara el sentido revolucionario cristiano de la trayectoria de Laín y su condición de seguidor, como otros sacerdotes de los años 70, del camino que había trazado el primer cura guerrillero , Camilo Torres Restrepo, muerto también en el Eln en febrero de 1966.

El nombre de Domingo Laín fue adoptado luego por el frente de esta organización que opera en Arauca y la frontera con Venezuela, y que se ha convertido en el más radical y militarista. También en el mejor financiado, gracias a la forma como se lucra de los recursos petroleros de ese departamento.

El radicalismo del frente Domingo Laín quedó de manifiesto esta semana con el comunicado que dio a conocer contra la dirección nacional del Eln, cuyo mandato desconoce y a la que califica de entreguista por proponer una convención nacional que discuta la solución política al conflicto armado.

* * * * * Para que no quede duda de cuál es su posición, el Domingo Laín no solo se declara irrevocablemente marxista-leninista, sino que rechaza cualquier identificación con el marxismo cristiano y el humanismo religioso . Reniega, pues, del propio nombre que lleva y desconoce todo el sentido de la trayectoria y lucha de Camilo Torres, Domingo Laín y demás sectores cristianos que el Eln siempre ha buscado captar.

Todo indica que se trata de una seria crisis interna, en una organización armada que a lo que más le teme es a la división. Aunque las ha tenido. En los años 70, con el grupo llamado de Replanteamiento y, más recientemente, con el sector que renunció a la lucha armada y optó por lanzarse a la política con el nombre de Corriente de Renovación Socialista (CRS).

Pero el conflicto planteado por el Domingo Laín (y otros grupos afines, como el José David Suárez) es más de fondo, por tratarse de un frente poderoso en hombres, armas y recursos económicos. Y porque, a diferencia de anteriores disidencias, que planteaban revaluar la lucha armada y ensayar otros métodos de acción política, lo que exige el Domingo Laín es intensificar lo militar y descartar cualquier diálogo.

La postura asumida por este sector eleno es un anticipo de las dificultades, rupturas y tropiezos que sin duda acompañarán un eventual proceso de negociación de paz con la guerrilla. De hecho, el comunicado del Domingo Laín fue producto de la propuesta política de la dirección del Eln de convocar a una convención nacional para discutir el tema de la paz.

Y no es de descartar que, en la medida en que se consolide un proceso de diálogo, también dentro de las Farc surjan fracciones militarizadas que se nieguen a contemplar la posibilidad de un desarme. Habrá, pues, grupos que no abandonarán su dogmatismo leninista, ni la pretensión de tomarse el poder por las armas. Como habrá aquellos que, acostumbrados a vivir de la extorsión y el secuestro, derivarán inexorablemente hacia el bandolerismo puro y simple.

Será interesante ver cómo dirime el Eln esta contradicción interna. Porque las posiciones expresadas por su ala radical no dejan mucho espacio para la discusión. No solo niegan de entrada la posibilidad de acuerdos con el enemigo de clase , sino que rechazan incluso la idea de un gobierno democrático popular . Solo la dictadura del proletariado, la doctrina marxista-leninista y la propiedad estatal son aceptables para este sector de la guerrilla.

Se trata, pues, de posiciones totalmente irreconciliables con cualquier posibilidad de negociación. Concepciones como las del Domingo Laín son irreconciliables con una solución política del conflicto armado que plantea la guerrilla. De persistir en ellas, y aun si se llegara a firmar la paz con el grueso de la insurgencia, la triste realidad sería que la guerra continuaría por cuenta de grupos como estos.

* * * * * Tal como está planteado, el conflicto interno del Eln ofrece tres escenarios posibles: O el cura Pérez, Gabino y demás dirigentes se pliegan, en aras de conservar la unidad, a la posición del Domingo Laín, con lo cual desaparecería la perspectiva de un acuerdo de paz con esta organización; O la dirección nacional opta por disciplinar a la brava a la facción disidente, de acuerdo con una nunca bien superada tendencia de dirimir a tiros sus contradicciones internas; O el Domingo Laín y los sectores que le son afines forman tolda aparte, se dan otro nombre (Eln-ml, o algo parecido) y persisten en su empeño de tomarse el poder por la vía violenta, para convertir a Colombia en un paraíso marxista al estilo de la Rumania de Ceausescu o la Kampuchea de Polpot. O la Cuba de Fidel, para no ir más lejos.

En cualquier caso las divisiones de la guerrilla las que ya comienzan y las que vendrán simplemente confirman cuán accidentado y complejo será el proceso de negociación y diálogo en Colombia.

Por eso habría que invertir, para aplicarla a la búsqueda de la paz, la famosa frase de Camilo Torres: La lucha es larga; comencemos ya .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.