Secciones
Síguenos en:
AHORA SÍ... A NEGOCIAR

AHORA SÍ... A NEGOCIAR

Para algunos, en verdad pocos, la propuesta de Andrés Pastrana parecía un salto al vacío, una improvisación porque no había amarrado el encuentro, exponiéndose a que el jefe de lasFarc lo dejara metido. En fin, muchos temieron un desenlace fatal. Para la mayoría fue una propuesta audaz, una oferta osada, pero ante todo, se trataba de asumir la situación con pragmatismo. Y Pastrana se salió con la suya: hubo respuesta, se hará el encuentro y se iniciarán ahora sí las negociaciones. Por lo menos eso se espera.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
04 de febrero 2001 , 12:00 a. m.

Para algunos, en verdad pocos, la propuesta de Andrés Pastrana parecía un salto al vacío, una improvisación porque no había amarrado el encuentro, exponiéndose a que el jefe de lasFarc lo dejara metido. En fin, muchos temieron un desenlace fatal. Para la mayoría fue una propuesta audaz, una oferta osada, pero ante todo, se trataba de asumir la situación con pragmatismo. Y Pastrana se salió con la suya: hubo respuesta, se hará el encuentro y se iniciarán ahora sí las negociaciones. Por lo menos eso se espera.

Al parecer tanto Pastrana como Marulanda han entendido que ha llegado la hora de concretar acuerdos, y que el proceso no va más si no hay hechos de paz. Ya se superaron las etapas de las audiencias, viajes internacionales, idas y venidas de personajes. Como dice un prudente y silencioso observador internacional: Ya es la hora de pasar del diálogo a la negociación .

Según las frases utilizadas por Pastrana en su alocución presidencial del miércoles primero de febrero, él quiere dejar en claro que la responsabilidad sobre la suerte del proceso, no es solo del gobierno: Ustedes, miembros de las Farc, tienen también la responsabilidad histórica de no cerrarle las puertas a la paz, como hace poco lo hicieron, cuando se levantaron de la mesa y congelaron unilateralmente las negociaciones .

En su respuesta, amable y respetuosa, Marulanda no le reclama al Presidente por el corto plazo de prorroga de la zona de despeje, ni descalifica las propuestas del primer mandatario. Solo le aclara que no puede entrevistarse en forma inmediata, y le propone sea el ocho de febrero, oferta que el Presidente ayer aceptó, por las consultas internas que adelanto con los integrantes del Estado Mayor Central de las Farc, la seguridad para la movilización y presencia de quienes asistiremos y los preparativos para recibir al señor Presidente, hacen imposible su realización en la fecha que usted propuso .

Independientemente de los consensos y disensos que se puedan establecer, entre unos y otros, las Farc han empezado a aceptar la idea del apoyo de la comunidad internacional. Y es así como el jefe de las Farc dedicó al asunto buena parte de la carta enviada a Camilo Gómez, el l7 de enero y la del viernes a Pastrana: Estoy plenamente de acuerdo con lo expresado por usted el pasado 3l de enero sobre la necesidad de un nuevo encuentro entre los dos. Colombia y la comunidad internacional lo reclaman .

Según un embajador europeo por fin la guerrilla de las Farc ha entendido que es casi imposible adelantar hoy en el mundo un proceso de paz exitoso, sin los buenos oficios de otros países y de organismos internacionales como Naciones Unidas. La Unión Europea que ha deslindado campos con respecto del Plan Colombia, jugará en adelante un papel mucho más influyente en el proceso de paz colombiano y se convertirá en un buen componedor, coinciden en afirmar analistas del proceso.

En lo que también deben estar claros gobierno y guerrilla, es en que el anunciado encuentro del jueves entre Pastrana y Marulanda se da en condiciones muy distintas a las dos anteriores. Cuando lo hicieron por primera vez, el 9 de julio del 98, Pastrana estaba electo, pero no se había posesionado, y existían en el país grandes expectativas. La segunda ocasión que fue el 2 de mayo de l999, cuando acordaron entrar en la etapa de negociación, ya empezaba a bajar el optimismo y se habían presentado varios incidentes. Pero esta oportunidad es distinta, por el nivel de escepticismo, por la falta de hechos reales de paz dos años después de iniciado el proceso, y por la existencia de una creciente tensión internacional sobre los problemas del país.

Temas como el cese del fuego y de hostilidades, derecho internacional humanitario, ataques a la población civil, mediación internacional, entre otros, deberán ser asumidos en forma rápida y con salidas concretas, si se quiere recobrar la confianza perdida , asegura uno de los negociadores del gobierno, quien no autorizó la publicación de su nombre.

Otros puntos de la agenda serán mucho más polémicos y difíciles de solucionar en forma inmediata, como el paramilitarismo y los secuestros, pero a medida que se avance y se muestren resultados en las negociaciones, estos dos temas serán enfrentados con mucho más realismo y rigor. Lo importante es avanzar y desenredar la madeja , anotó la fuente anteriormente citada.

Existe gran preocupación en el alto gobierno y en quienes tienen que ver con el problema de derechos humanos, dada las amenazas contra Colombia, que podrían terminar en drásticas sanciones internacionales, por lo que en el lenguaje diplomático empieza a calificarse como una catástrofe humanitaria.

Especialistas como el ex rector de la Universidad Nacional, Marco Palacios, advertidos de este drama, vienen sosteniendo que las negociaciones para poner fin al conflicto armado, deberían empezar con un solo requisito previo: que Estado e insurgencia se comprometan a respetar la normatividad consagrada en el Derecho Internacional Humanitario . Razón no le falta.

A negociar se dijo!, debería ser la consigna de los negociadores de ambas partes, si sinceramente están dispuestos a interpretar el clamor nacional.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.