LA SED RONDA EN MOÑITOS Y MAICAO

LA SED RONDA EN MOÑITOS Y MAICAO

Mientras los habitantes de Maicao (La Guajira) y Moñitos (Córdoba) sufren de sed desde hace más de veinte días por la escasez de agua, un informe de la Corporación de los Valles de los Ríos Sinú y San Jorge (Cvs) concluye que el agua en Montería está contaminada y hace algunas observaciones sobre la manera de usarla. Dentro de las irregularidades detectadas en el manejo del acueducto monteriano están la falta de desarenador, indispensable para tratar las aguas turbias que vienen del río Sinú; deficiente capacitación del personal y mal manejo de los químicos. El sulfato de aluminio y el cloro lo aplican a ojímetro , porque no hay dosificadores.

05 de marzo 1994 , 12:00 a. m.

Los análisis del agua revelaron diversas contaminaciones, entre ellas con materias fecales. La Cvs hizo el informe a instancias de la Procuraduría Regional y la Contraloría. En éste se pide hervir el agua antes de consumirla.

Por otra parte, en Maicao la falta de agua se ha agudizado a tal punto que el precio del carrotanque pasó en una semana de siete mil pesos a cuarenta mil pesos. La lata vale cincuenta pesos.

El gerente del acueducto de Maicao, Amílcar Larrade, pidió apoyo a la Policía para controlar la especulación. El alcalde Jorge Magdaniel Rosado gestiona la compra de carrotanques para distribuir gratis el líquido.

Las cuencas del río Jordán, de donde se abastece el acueducto de Maicao, están cada día más secas por el verano y la tala de árboles. La tubería que conduce el agua desde Carraipía presenta más de cien tomas fraudulentas, que impiden que llegue el líquido porque toda se queda en las fincas y albercas a lo largo del recorrido.

Sin embargo, no hay solución a la vista. Cada día se monta un nuevo aserrío y las tractomulas salen de noche cargadas hacia Venezuela sin control de ninguna clase por parte de las autoridades colombianas.

Entre tanto, la quebrada Broqueles en Moñitos está también seca por el intenso verano, y sus 18.067 habitantes están viviendo una emergencia. El agua salobre de los pozos públicos no es apta para el consumo humano, y la que hay en los pocos aljibes se está agotando.

Gaspar Barrios, alcalde de Moñitos, gestiona ante la Gobernación, el Distrito de Carreteras, el Fondo de Desarrollo Rural Integrado (DRI) y la Cvs la consecución de carrotanques para llevar agua desde San Bernardo del Viento. El acuaducto que se construye aún no está listo por falta de dinero.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.