CRISIS FINANCIERA DEL DISTRITO

CRISIS FINANCIERA DEL DISTRITO

Alcides Arrieta El más grave daño Nosotros creemos que el grave daño que se le ha hecho a Cartagena es vender su activo más importante (Telecartagena). Creemos que se ha matado a la gallina de los huevos de oro . Sin embargo, el pacto de retroventa tendrá que hacerse efectivo. Para recuperar las finanzas planteo la reducción de la burocracia en un treinta por ciento, eliminar los gastos superfluos, eliminar la contratocracia y hacer una gestión de cobro integral. De esta manera podemos reducir el déficit y que la moral y la transparencia rodeen a la administración pública

28 de junio 1997 , 12:00 a. m.

Nicolás Curi Urge explotar a Tierrabomba Cuando hay que desprenderse de los bienes que uno tiene para pagar las deudas, hay que hacerlo de la mejor manera; lo importante es para qué se vendió el inmueble? y en ese orden deben ser vendidos los menos productivos. Afortunadamente, en el caso de Telecartagena, esta fue vendido al país, a Telecom, que es de todos los colombianos. Lo importante es que estos recursos van a enjugar en parte la gran deuda que tiene Cartagena, cuyos intereses son enormes. Para sanear al Distrito necesitamos cinco cosas: Saneamiento de Tesorería, para bajar el costo financiero de la deuda. Aquí las acciones de Telecartagena pueden actuar; ampliar la base tributaria incorporando nuevos contribuyentes; recuperación definitiva de la cartera, con mecanismos de facilidad para los deudores; aumentar ingresos y estabilizar gastos para seguir evitando el déficit; recuperar los bienes públicos, arreglando con quienes hoy indebidamente los tienen y llevar estos recursos a enjugar el situado deficitario que hoy tenemos. Y sigo pensando en el desarrollo de Tierrabomba y de otras propiedades y entidades del Distrito -que son varias, ya estoy sacando la lista-, se hace necesario explotar debidamente a Tierrabomba y a Barú, dándoles facilidades para generar empleos.

Carlos Díaz Es una medida extrema La venta de activos es una medida que no resuelve de manera estructural la problemática, por eso precisamente nos opusimos. Es una medida extrema. Creemos que el pacto de retroventa de Telecartagena obliga al Distrito los recursos que nos permitan comprometernos con el pago de esa deuda. Pienso que la solución al problema financiero del Distrito radica principalmente en incrementar aumentar la gestión por parte de la administración; incrementar los ingresos en el recaudo de los impuestos propios y el de mejorar los mecanismos de cofinanciación y la gestión ante el gobierno nacional con la presentación de proyectos que nos permitan cofinanciar recursos para enfrentar los problemas que hoy tenemos en materia social. De igual manera debe aplicarse una política rigurosa del pago de la deuda, recurriendo a créditos blandos, a la emisión de bonos o a créditos internacionales que faciliten buscar mecanismos para el pago de la deuda. Estamos seguros de que vinculando a sectores ciudadanos a un proceso de conciencia sobre el pago y de aporte a la ciudad, podemos mejorar los ingresos del Distrito.

Claudia Fadul Proceso fue transparente Yo considero que sobre la venta de las acciones de Telecartagena ya no hay nada que decir. Habría que impugnarla si estuviera mal hecho el procedimiento y yo creo que fue perfectamente transparente. Yo creo que la inversión se va a destinar tal como lo estipula el acuerdo y en eso yo creo que no tenemos ya que tomar más cartas. Lo importante ahora es no volver a caer en el déficit y el reto de la administración será ese: no volver a caer en el déficit como el que tenemos. Para ello qué hay habrá que hacer? Tenemos que recordar en primera instancia que tenemos créditos pendientes del acueducto -de aproximadamente 20 mil millones de pesos que prestó Findeter y que los bonos están próximos a vencerse. Entonces lo que tenemos que hacer necesariamente es recurrir a Planeación Nacional y a créditos blandos, con intereses mucho más bajos, para poder mejorar de esta manera la situación y contrarrestar así la acción dañina de estos créditos tan altos. En segundo lugar, hay que racionalizar el gasto heroicamente, porque, todos lo sabemos, es el gran compromiso de la ciudadanía y del gobernante. Hay que racionalizar el gasto; hay que manejar con mucha virtuosidad y con mucha limpieza las finanzas y de esa forma, entonces, reestructuraremos de verdad la ciudad.

William Murra Premiaron la ineficiencia Yo no estoy de acuerdo con la venta de Telecartagena, porque eso fue premiar la ineficiencia de la actual administración que dejó caer los recaudos al 45 por ciento. Yo estoy convencido que esas acciones se hubieran podido pignorar, proponiéndose el alcalde hacer un pacto -que es lo que yo he propuesto- para apoyarnos en las alcaldías menores y en las Juntas Administradoras Locales, para incrementar los recaudos de los impuestos corrientes, que no son otra cosa que los impuestos del Distrito.

En segundo lugar, considero que se puede buscar la venta de los activos no productivos, como Tierrabomba. Yo considero que ese sí se puede vender, pero hay que sacar primero a los invasores de cuello blanco .

Y, por último, yo creo que las finanzas del Distrito se pueden reducir la altísima burocracia que tienen dependencias como la Contraloría, la Personería y el Concejo de Cartagena. Nos podríamos ahorrar 5 mil millones de pesos al año reduciendo un 35 por ciento de los costos.

Julio Naar Char Yo quiero pedirle al pueblo cartagenero que haga un Decreto y congele esos dineros frescos que han llegado, para que el actual gobierno no los vaya a desgastar. Y para revisar y hacer un buen control fiscal de falta del Distrito, en mi gobierno haré que una fiducia cobre en una forma clara y transparente todos los impuestos de todas las industrias y todos los empresarios y reactivar la economía, para que la gente pueda pagar los impuestos, bajando los arriendos a la mitad, los arriendos de los locales comerciales.

Nausícrate Pérez Recuperaremos bienes Nausícrate Pérez nunca ha estado de acuerdo con la venta de activos productivos. En el caso de Telecartagena, ya se dio. En mi gobierno rápidamente recuperaremos los bienes que son propiedad del Distrito y están en manos de particulares. Y con ello haremos un gran fondo para hacer efectivo el pacto de retroventa. La gran evasión que tiene la gente rica en Cartagena frente a los impuestos y la responsabilidad legal que tienen con el Distrito, vamos a combatirla. Es así como en mi administración fortaleceremos la Secretaría de Hacienda y revisaremos el contrato que acaba de firmar la administración con los españoles. De otra forma, vamos a disminuir los gastos y a incrementar la inversión social, que es lo que necesita este pueblo. La pobreza, muy grande, de Cartagena, no se puede compartir y seguir tolerando. Nausícrate Pérez ha mencionado que su plan de gobierno es eminentemente social y le vamos a exigir la responsabilidad legal y social a todo el que la tenga con Cartagena, para que los pobres tengan más oportunidades. Es por esto que vamos a fortalecer la gestión de proyectos, tanto nacional como internacionalmente, para poder invertir en la ciudad con los fondos de la nación y con algunos recursos internacionales. Asimismo, tenemos que tener pendiente que la ciudad de Cartagena, como patrimonio histórico, merece unos aportes internacionales y los vamos a recuperar. La deuda pública de Cartagena no es tan grande como se dice.

Everardo Ramírez Grandísima mentira Ante todo, partamos del hecho de que Cartagena es una ciudad inmensamente rica. Por ahí hay un cuento triste de que Cartagena es una ciudad pobre... Grandísima mentira!, porque Cartagena tiene una zona franca maravillosa y una zona industrial que en muchos aspectos es la primera del país. Tiene un Terminal Marítimo que es el primero en eficiencia en América Latina. Tiene una zona turística que es el complejo más sofisticado del país. Tiene un aeropuerto internacional, y no sigamos mentando la cantidad de recursos de donde puede echar mano. A Cartagena se la están robando; la corrupción es el principal enemigo y lógico que tiene que haber déficit, porque hay ineficiencia, no hay planificación, no hay métodos de gestión adecuados, hay corrupción por todas partes, hay despilfarro y, claro, para hacerle frente a ese déficit hay que vender los activos. Tristemente se están vendiendo. Ya se intentó vender, por parte del Departamento, la Escuela de Bellas Artes. Cualquier día nos van a salir con el cuento de que hay que vender las murallas. Hay que luchar contra la corrupción, hay que reglamentar además el reglamento del Distrito Turístico.

Guillermo Ramírez No apruebo privatización Primero que todo, he de decir que no estoy de acuerdo con la privatización de activos del Distrito; que hay dos causas fundamentales de la crisis económica de la ciudad, que son la falta de planeación y la corrupción. Y hay que abordar la solución a este problema con dos factores: una solución es inmediata: que tiende a optimizar el recaudo de los tributos mediante la cultura de pago y el control a la evasión. Modernizar y optimizar la actual estructura administrativa del Distrito mediante los parámetros de eficiencia, eficacia y funcionalidad; implementar la figura del cazador de recursos, dado que el gobierno nacional tiene muchos problemas que van a las diferentes regiones, pero por falta de gestión, por falta de programas regionales, estos recursos no llegan al Distrito. Hay que reglamentar, aprovechar que se va a reglamentar a Cartagena como Distrito Turístico y Cultural, para que tenga un tratamiento especial en este sentido. Además existen dos soluciones a mediano plazo: el desarrollo de las potencialidades para cambiar el actual esquema de pobreza, porque sabemos que el 85 por ciento están en el estrato 1 , 2 y 3, y el 15 por ciento, 4, 5 y 6, los que corren con la responsabilidad del pago de los tributos. Además hay que hacer un plan de Desarrollo Económico y Social.

Rafael Vergara Se le vendió a la Nación Por principio no soy amigo de la privatización de los bienes públicos. Estuve de acuerdo con la venta de los activos de Telecartagena a la nación -sobre esto hay que dejar de hacer demagogia- se le vendió a la Nación porque era necesario sanear unas finanzas que estaban desequilibradas, producto de los malos manejos de las pasadas administraciones y eso hay que decirlo. Segundo: creo que hay que profundizar la reforma tributaria, el autoavalúo y la retención de impuestos, además de sistematizar y modernizar la estructura de la Secretaría de Hacienda -descentralizando, entre otras cosas-; otro elemento que resulta fundamental, es la captación de recursos de cofinanciamiento y la consecución de recursos internacionales -créditos blandos e inclusive donaciones que existen para ciudades como las nuestras- pero la base fundamental de todo es un manejo pulcro, la transparencia y la confianza. Eso creo que hay que hacer para el saneamiento de las finanzas de Cartagena.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.