Secciones
Síguenos en:
SAN CARLOS: UN CINE ENTRETELONES

SAN CARLOS: UN CINE ENTRETELONES

En 1990 los actores se convirtieron en personajes reales y los cortos se cambiaron por telones. La sala de cine San Carlos se había convertido en teatro. La remodelación de este sitio, ubicado en la carrera 13 # 61-24, duró cerca de seis meses. Y dentro de ella hubo que quitar varias hileras de asientos y hacer un gran aseo, porque llevaba más de tres años sin ser utilizado.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
06 de marzo 1993 , 12:00 a. m.

La arquitectura de este sitio sigue siendo la misma que cuando se inauguró en 1952, en un terreno donado por David Restrepo, y en cuyo lobby está una figura asimétrica, elaborada en concreto, que siempre ha estado allí.

Ahora la silletería es de color verde con vinotinto, las paredes rosadas y de la mitad para abajo recubiertas en madera por cuestiones de acústica y de decoración. En su interior quedaron camerinos para veinte artistas.

El San Carlos tiene para sus visitantes una cafetería en donde se comenta la primera parte de la obra, amenizada con un café o cualquier otra bebida.

La primera función con la que abrieron fue Pantaleón y las visitadoras, que llegó a cien funciones.

Luego siguieron Arsénico y Encaje y La Zapatera Prodigiosa; en este momento se presenta La Celestina.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.