Secciones
Síguenos en:
HIMNO PACIFISTA:

HIMNO PACIFISTA:

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
06 de agosto 1997 , 12:00 a. m.

Señor Director Durante la primera guerra mundial, entre los años 14 y 18 de este siglo, se le otorgó, por su creciente prestigio, el titulo mundial de Apóstol de la paz y más tarde también le valió la candidatura al Premio Nobel, al periodista uruguayo, pensador, escritor, pacifista y opositor sin límites de la guerra, Constancio C. Vigil. De él me permití extractar y transcribir, especialmente para los misantrópicos, apartes de una de sus obras, el siguiente elogio a la paz: Alabada sea la paz que deja los bueyes uncidos al arado, y el arado abriendo el surco, y el surco en hervor de vida, y la vida derramándose pródiga y triunfal sobre la tierra (...). Alabada sea la paz en la que el rosal florece, el árbol fructifica, la mies madura y están juntos aquellos que se aman, y se aman todos aquellos que se juntan en las lides del trabajo .

Parabienes a todos los que trabajan por nuestra paz, con sosegado ánimo e inteligente tranquilidad, sin presunción ni pusilanimidad, porque ellos serán los mejores hijos de Colombia.

Jesús A. Avilán D.

Bogotá

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.