Secciones
Síguenos en:
ISABEL II, COLEGIO DE LUJO, PERO SIN PROFESORES

ISABEL II, COLEGIO DE LUJO, PERO SIN PROFESORES

El pasado 22 de enero, los 1.600 estudiantes del centro educativo comenzaron clases en una moderna instalación de 2.000 millones de pesos, con canchas deportivas sintéticas, salones iluminados, 3.825 metros cuadrados de construcción, pero sin rector, tableros, pupitres ni agua, y con apenas la mitad de los profesores requeridos.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
07 de febrero 2001 , 12:00 a. m.

El pasado 22 de enero, los 1.600 estudiantes del centro educativo comenzaron clases en una moderna instalación de 2.000 millones de pesos, con canchas deportivas sintéticas, salones iluminados, 3.825 metros cuadrados de construcción, pero sin rector, tableros, pupitres ni agua, y con apenas la mitad de los profesores requeridos.

La situación tiene al plantel en horario de emergencia , pues los 19 docentes- que no dan abasto- han tenido que rotarse para al menos impartirles dos horas y media de clases al día a los 800 alumnos de cada jornada.

Desde el 15 de enero, debido a la ausencia de personal administrativo, los mismos docentes tuvieron que atender el proceso de matrículas. Fue bastante complicado recuerda Lucy Cantillo, coordinadora de la jornada de primaria . Incluso, tuvimos que llamar a la policía porque la gente que hacía fila afuera se puso a pelear por los cupos .

Pese a no tener rector, pupitres, tableros ni agua y estar incompletos, los maestros dieron inicio a las clases. Los trámites de rigor de la Secretaría de Educación solo han permitido que siete profesores, de 14 requeridos, atiendan la jornada de la tarde. Apenas ayer se pudo llegar a 12 en la jornada de la mañana.

No obstante, los estudiantes aún no tienen quienes les impartan sociales, matemáticas, tecnología y educación física. Y tampoco tienen coordinadores ni rector, pues el anterior renunció a finales del año pasado.

Las adversidades condujeron a los maestros a dictar clases campestres forzadas o a pedirles a los alumnos que llevaran un conjincito para que tuvieran algo sobre qué sentarse en las aulas.

La dotación del colegio, que debía ser entregada a finales del año pasado, no pudo ser recibida porque no había dónde guardarla ni dónde colocarla porque la obra estaba inconclusa. Al final, la que estaba destinada para este plantel terminó en otros de la localidad. Todo se originó debido a la renuncia del rector, que era el encargado de recibir el mobiliario , aseguró la encargada de dotación de la SED, Yolanda Páez.

Por esto, los alumnos del Isabel II han tenido que recuperar los muebles de la antigua escuela o traer los usados de otros planteles. Unos 600 estudiantes han tenido que tomar clases campestres o en el piso de las aulas.

Los tableros tampoco se salvaron de contratiempos similares. De acuerdo con una funcionaria de la Secretaría de Educación, el contrato con la empresa Inmema, encargada de colocarlos, venció antes de que terminara la construcción del colegio. Por eso, la asociación de padres de la institución tuvo que hacer un desembolso de sus propios recursos para instalar los que habían quedado guardados en uno de los 21 salones del moderno plantel.

Mientras los alumnos sienten que aún están en vacaciones, los padres están preocupados con la recuperación del tiempo perdido a marchas forzadas que tendrán sus hijos cuando el colegio tenga su personal completo.

Otros se preguntan para qué tanto lujo subutilizado. Como dice Carlos Díaz, padre de un niño de segundo grado, esto es como tener un Mercedes Benz último modelo varado en el garaje .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.