RACHA DE CRÍMENES PREOCUPA A LOS HABITANTES DE LA PAZ

RACHA DE CRÍMENES PREOCUPA A LOS HABITANTES DE LA PAZ

El incremento en el pie de fuerza es una de las alternativas que planteará el alcalde de La Paz (Cesar), José Francisco Mejía, para devolverle la tranquilidad al municipio, luego de conocerse ayer el asesinato de tres personas que habían sido secuestradas en la madrugada del domingo.

29 de julio 1997 , 12:00 a.m.

Aunque no hay total claridad, la incursión armada se le atribuye a grupos de autodefensa, que con estos tres asesinatos aumenta a cuatro el número víctimas.

Ayer en la mañana, mientras se llevaba a cabo el sepelio de Carlos Enrique Peñate Mieles, de 40 años, jornalero, quien fue muerto al oponer resistencia a que se lo llevaran, otras familias clamaban justicia en las puertas del cementerio al ver los tres cadáveres de Pedro Facundo y José Mario Zuleta Torres, y Richard José Murgas Ramos, hijo del ex gobernador y ex rector de la Universidad Popular del Cesar, José Antonio Murgas Aponte.

Los cuerpos sin vida fueron hallados en la trocha la Victoria, en la carretera que de La Paz conduce al corregimiento de Badillo, municipio de Valledupar. Los tres registraban tiros en la cabeza y estaban deshollejados a consecuencias del sol.

Los familiares de las víctimas solamente clamaron justicia y se abstuvieron de conceder declaraciones.

La situación es muy delicada, antes que hablar, todo se lo dejamos a Dios , dijo un pariente.

El alcalde José Francisco Mejía, dijo que esto es algo preocupante, porque nuestra tierra era un remanso paz, pero ahora se está dando esta situación de una manera imprevista con la incursión de estos grupos que están al margen de la ley . Pidió con urgencia al gobernador Mauricio Pimiento convocar a un consejo de seguridad.

Señaló que debido a la situación de orden público, prohibió, mediante una resolución, la circulación de motocicletas de alto cilindraje en altas horas de la noche, respondiendo a una petición de la comunidad para ejercer mayor control.

Mejía pidió a los bandos en conflicto que por lo menos haya un diálogo y una comprensión, porque la gente, la parte civil, es la que está llevando la peor parte .

Desde que comenzó 1997 los factores de violencias han perturbado la tranquilidad de los doce mil habitantes en el municipio de La Paz, ubicado a 15 kilómetros de Valledupar, norte del Cesar.

La racha de crímenes comenzó el 7 de enero, cuando varios sujetos asesinaron al alcalde Hernán Morón Araújo y al celador Juan Baena, en el interior de su despacho. Este crimen fue atribuido por las autoridades al Eln, y desde entonces no han parado los asesinatos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.