Secciones
Síguenos en:
ASEGURADO AEROPIRATA

ASEGURADO AEROPIRATA

Un fiscal de la Unidad Nacional de Derechos Humanos dictó ayer medida de aseguramiento sin beneficio de excarcelación contra Carlos Alberto Salazar,Cristiani , bajo las sindicaciones de secuestro y desvío de aeronaves y rebelión.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
07 de febrero 2001 , 12:00 a. m.

Un fiscal de la Unidad Nacional de Derechos Humanos dictó ayer medida de aseguramiento sin beneficio de excarcelación contra Carlos Alberto Salazar,Cristiani , bajo las sindicaciones de secuestro y desvío de aeronaves y rebelión.

Cristian es el guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) que el pasado 30 de enero abordó un avión de Satena en San Vicente del Caguán y mantuvo secuestrados durante seis horas a sus 30 ocupantes.

En su indagatoria, el aeropirata le advirtió a la Fiscalía que no iba a colaborar con la justicia porque no tenía nada que contarle.

Sin embargo, EL TIEMPO conoció que Cristian le dijo a los investigadores que su acción fue provocada por el desespero de estar en las filas del grupo guerrillero.

Fuentes de la Fiscalía dijeron que el aeropirata narró cómo las Farc no le ayudaron con el funeral de su padre y con un tratamiento médico que él necesita.

Según Cristian , él sufre de complicaciones en el colon y como no tiene dinero para costear su tratamiento, solicitó a las Farc ayuda. Ellos se la negaron.

En la indagatoria, el aeropirata dijo, además, que las Farc no lo tenían en cuenta para ascensos, tanto que ni siquiera podía hablar con sus jefes directos.

Cristian insistió ante los fiscales en que él no es un importante miembro de las Farc, como lo quisieron mostrar públicamente; en que él era un mando medio que prestaba seguridad en Los Pozos, y en que no tenía acceso al secretariado de la organización subversiva.

Carlos Alberto Salazar nació el 15 de noviembre de 1967 en Bogotá. Sin embargo, buena parte de su vida la pasó en Florencia, donde vive su familia.

Su relación con la guerrilla comenzó hace cerca de 10 años, pero no como miembro en pleno, sino como auxiliador, tanto en Florencia (donde estudió en la Universidad de la Amazonía) como en Bogotá (mientras estudiaba Ingeniería Electrónica en la Universidad Autónoma).

En 1993, el Juzgado 2 Penal de Florencia lo condenó a ocho meses de prisión por porte ilegal de armas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.