RICOS Y FAMOSOS SE TOMAN LA PATAGONIA

RICOS Y FAMOSOS SE TOMAN LA PATAGONIA

El fin del mundo , como se denomina a la Patagonia argentina, una extensa e inhóspita región austral de un millón de kilómetros cuadrados -casi como la superficie de Colombia- se ha transformado en un verdadero atractivo para poderosos inversionistas extranjeros.

29 de junio 1997 , 12:00 a. m.

Los vientos de la globalización que se extienden hacia todos los confines del planeta no obviaron el sur argentino, donde las ovejas se cuentan por millones y las personas apenas llegan a una cuantas decenas de miles.

Históricamente olvidada por los gobernantes que nunca intentaron generar allí un polo de desarrollo, este territorio integrado por las provincias argentinas de Río Negro, Neuquén, Santa Cruz, Chubut y Tierra del Fuego comenzó a estar en la mira de empresarios internacionales.

A donde el diablo perdió el poncho (vestimenta de los gauchos) llegaron, entre otros, la firma textil Benneton y el húngaro-norteamericano George Soros, uno de los más poderosos financistas internacionales, convertido en el mayor inversionista individual de campos en Argentina.

También se han posado en esa región el dueño de la cadena de televisión norteamericana CNN, Ted Turner, su compatriota, el actor Sylvester Stallone, su amigo Charles Lewis, accionista de la conocida cadena de cafeterías Hard Rock Café, atraídos por los paisajes boscosos en las laderas de la Cordillera de los Andes, cerca del límite con Chile, y los lagos y ríos cristalinos de pesca abundante, y no por la inmensa llanura desértica elegida por Benetton y Soros.

Allí Benetton adquirió unas 850.000 hectáreas de campo -equivalente a casi el 3 por ciento del territorio de Italia- para la esquila del ganado ovino, cuya lana del tipo merino se destina a la confección de los famosos suéteres coloridos que se venden en 110 países.

Hacia esa zona desértica, con una temperatura en invierno que desciende a los 20 grados centígrados bajo cero, Carlo Benetton, uno de los cuatro hermanos del clan, viaja cuatro veces al año para supervisar la producción de lana y un nuevo emporio de carneo de ovejas, destinado a Europa a través de un frigorífico, aún en proyecto.

Alicurá (80.000 hectáreas), en la provincia de Neuquén, Pilcaniyeu (90.000), en Río Negro, El Maitén (122.900) y Leleque (182.200), ambas en Chubut, Tecke (80.000) y otras 350.000 hectáreas en sociedad integran actualmente el conglomerado de estancias del grupo en Argentina.

Los Bennetton se han convertido en los mayores terratenientes de la Patagonia argentina, cuyos campos estuvieron durante décadas en manos de tradicionales familias locales y de ingleses con posesiones que llegaban hasta el límite con Chile, una situación que provocó aquí escozor durante la guerra de las Malvinas.

El grupo italiano -que ya invirtió en este país unos 800 millones de dólares- planea además instalar un lavadero de lanas en la ciudad de Trelew, para agregar otro eslabón a la cadena de producción textil que alcanza 1,2 millones de kilos anuales y es exportada totalmente a Italia, donde se confecciona la vestimenta que luego se distribuye en 7.000 comercios en el mundo.

Los campos de la Patagonia producen una lana de buena calidad. Invertimos además mucho en investigación y personalmente, creo que hemos comprado un paraíso ecológico más grande que la ciudad donde nacimos. Sólo en Chubut plantamos 1,6 millones de árboles , había dicho Luciano Benetton, el rostro más conocido del holding.

Pero el grupo no da puntada sin dedal , Esos árboles sirven como freno a los vientos de más de 100 kilómetros por hora en la zona y contra la erosión del suelo.

El financista Soros, que maneja un imperio de 11.000 millones de dólares y posee en Argentina valiosos edificios y centros comerciales por unos 300 millones de dólares, es propietario además de 340.000 hectáreas de campo valuados en 87 millones.

Soros desembarcó en Argentina en 1991, atrapado por el plan económico neoliberal que comenzaba a dar sus primeros pasos y otorgaba interesantes facilidades a los inversionistas extranjeros.

Desde entonces, se ha transformado en el principal tenedor de acciones de campos en Argentina -posee una superficie equivalente a casi el 4 por ciento del territorio de Hungría- y principal accionista de la única empresa agropecuaria que cotiza en la Bolsa de Buenos Aires.

En sólo tres años el filántropo húngaro-estadounidense triplicó sus posesiones de tierras en esta nación, pasando de cinco a quince estancias diseminadas por varias regiones del país, incluidas la Patagonia y la rica pampa húmeda, la principal productora agrícola del otrora granero del mundo .

Ted Turner dejó por unos días el nerviosismo de sus oficinas de Atlanta para supervisar personalmente la compra de dos propiedades de casi 5.000 hectáreas en total por 6,5 millones de dólares, en San Martín de Los Andes, atravesadas por los ríos Minero y Traful.

Sus aguas salinas, según los especialistas, son óptimas para la pesca de los salmones, una de las pasiones del magnate de las comunicaciones.

Cerca de allí, Stallone compró 14.000 hectáreas por ocho millones de dólares, incluido el lago Manso que Rambo utilizará como escenario de una de sus próximas películas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.