Secciones
Síguenos en:
AUMENTA EL ROBO DE REPUESTOS EN LAS EPM DE BARRANQUILLA

AUMENTA EL ROBO DE REPUESTOS EN LAS EPM DE BARRANQUILLA

Mientras en Barranquilla sigue creciendo el escándalo alrededor de los problemas de agua que afronta la ciudad, en Riohacha (La Guajira), la emergencia sanitaria comienza a cobrar características de extrema gravedad. En Barranquilla se supo ayer que aparte del robo de los repuestos para una de las plantas del acueducto, también fueron sustraídos dos motores para el bombeo. Aunque este hecho sucedió en agosto, hasta ahora sale a luz pública.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
27 de septiembre 1990 , 12:00 a. m.

Los repuestos están valorados en unos 85 millones de pesos y son indispensables para el funcionamiento de la única planta confiable, pues las otras cuatro trabajan en forma intermitente. Las dos bombas robadas pesan cuatro toneladas, por lo que nadie se explica cómo fueron sacadas sin que nadie lo notara.

Mientras se sigue destapando la olla podrida de las EPM, el gerente Alvaro Dugand Donado pidió la unión de todos los barranquilleros en un abrazo fraternal para marchar juntos en busca del futuro que la ciudad merece . La exhortación busca ponerle fin al ambiente de pugnacidad existente entre diversos estamentos, especialmente políticos contra gremios económicos.

En Riohacha, por su parte, el pediatra Luis Gómez Pimienta, del Hospital Nuestra Señora de los Remedios, declaró que han detectado una alta incidencia de hipertensión y cardiopatías por la mala calidad del agua, especialmente por contener hasta cinco veces los niveles de cloruro de sodio permitidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

También han aumentado los casos de diarrea, hepatitis y fiebre tifoidea. Ante la gravedad del asunto, el gerente de las Empresas Municipales, Pedro Gómez Ruiz, anunció que suspenderá totalmente el suministro porque no tiene con qué comprar los químicos.

Según Gómez Pimienta, la OMS establece máximo 200 miligramos de concentración por litro de agua destinado a la alimentación humana, pero uno de los pozos de Riohacha contiene 1.035 miligramos de cloruro de sodio por cada litro.

El agua de Riohacha nunca ha sido potable, pero ahora está más contamidada que nunca, por lo que su suministro se considera como un atentado a la salud pública. Asimismo, se denunció ante el Concejo que como las EPM de Riohacha carecen de piso jurídico no pueden recibir oficialmente las instalaciones, la maquinaria y el equipo de la desaparecida Empogira. Además, como no se lleva contabilidad, nadie da razón de lo que pasa.

Por otra parte, el Ministerio de Salud y el Plan Nacional de Rehabilitación (PNR) destinaron 150 millones de pesos para construir acueductos en las poblaciones menores de tres mil habitantes en Sucre. Las primeras beneficiadas serán Labarce (San Onofre) y zonas rurales de Toluviejo y Sincelejo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.