Secciones
Síguenos en:
SIETE, LAS VÍCTIMAS DE LA MASACRE

SIETE, LAS VÍCTIMAS DE LA MASACRE

El ex alcalde del municipio de Remedios y militante de la Unión Patriótica, Carlos Enrique Rojo Uribe, figura entre las siete víctimas que dejó la incursión de un grupo paramilitar a esta localidad del nororiente de Antioquia.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
04 de agosto 1997 , 12:00 a. m.

Rojo, de 49 años de edad, luego de ser elegido alcalde popular de Remedios en dos períodos, abandonó las actividades políticas para dedicarse a trabajar en una pequeña mina de su propiedad.

El sacrificado exmandatario fue una de las ocho personas que hacia la una de la madrugada del pasado sábado fue sacado violentamente de su casa, en la calle de La Palma, por un grupo de hombres armados que vestían uniformes de las Fuerzas Armadas.

Los sicarios también fueron a la zona de tolerancia y a los barrios Palo Cabildo, 7 de agosto y Monteblanco y sacaron de sus casas a los mineros Efraín Antonio Pérez Trujillo, 28 años de edad; Alberto Silva Amaya, 58, y Jairo de Jesús Pérez, 39.

Así mismo, en su recorrido de muerte por las calles de la población se llevaron a Ofelia Rivera Cárdenas, conocida como La Chiquilla , comerciante de 56 años de edad; a Luis Alberto Lopera Múnera, 37, profesor del Liceo de Bachillerato Ignacio Yepes ; al celador de la escuela Santa Teresita y escolta de Rojo Uribe cuando éste era alcalde, Alberto Padilla, de 40 años y a Rosa Mejía, 24.

Amarrados fueron llevados hacia el sitio conocido como La Negra , en la vía que de Remedios conduce a Segovia, y mataron a cinco de ellos. El ex alcalde y el profesor fueron llevados hasta Segovia, donde los fusilaron. Entre tanto, Padilla, aprovechando un descuido de sus victimarios logró huir y se encuentra bajo protección de las autoridades.

A las 3 de la tarde de ayer se cumplió el sepelio colectivo de las víctimas, en el cementerio de la localidad.

Aquí todo sigue igual, no se han tomado medidas especiales y tampoco se ve al Ejército o a la Policía patrullando , dijo un habitante del municipio. Sin embargo, expresó que las gentes se sienten intranquilas y temerosas por las constantes muertes y amenazas de los paramilitares en la zona.

Estas agrupaciones al margen de la ley hicieron su aparición en la región hace seis meses y desde entonces han desarrollado una serie de asesinatos selectivos y han provocado la huida de varias familias de Remedios y Segovia.

Los concejales Olimpo Antonio Gómez, Gabriel Euclides Bedoya y Adonis Gómez Hernández fueron víctimas de atentados que los dejaron inválidos para toda la vida. A estos ataques se suma la intimidación de los paramilitares mediante pasquines y leyendas amenazantes que difunden en el municipio y que obligan a los pobladores a dejar solas las calles desde las ocho de la noche.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.