Secciones
Síguenos en:
EL GUITARREO :

EL GUITARREO :

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
09 de febrero 2001 , 12:00 a. m.

.

Está muy bien que la gente en las oficinas y en las fábricas sea amable. Conversar con colegas acerca de lo cotidiano, unos pocos minutos, de vez en cuando, es agradable y mejora el ambiente laboral. Pero esa charla permanente (el "guitarreo" -como la llama un amigo argentino) es insoportable y atenta contra la eficiencia que se espera de los empleados.

Es increíble la cantidad de gente que a diario pierde tiempo escuchando -y hablando para- "radio pasillo" (los chismes del corredor). Es impresionante la cantidad de tiempo que se le dedica al cortejo mutuo (regio que se enamoren pero que el "nidito de amor" no sea en el escritorio).

Es alarmante lo que muchos dedican a leer, a navegar por Internet (no propiamente buscando información para su trabajo), a jugar cartas contra el computador o a "echar carreta" en los baños, en los rincones, en la cafetería, en la enfermería.

Repetimos, socializar es necesario y conveniente. Pero en Colombia los romances, la tomadera de pelo, las discusiones futbolísticas y la planeación de rumbas y paseos se llevan una parte excesiva del tiempo, energía e imaginación de quienes laboran. Y hay que recordar que se trabaja para producir resultados, no para hacer amigos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.