LA JUGADA DE LA GUERRILLA EN CABRERA

LA JUGADA DE LA GUERRILLA EN CABRERA

Aprovechando que todos los habitantes de Cabrera (Cundinamarca), incluidos el oficial y los 16 patrulleros de la estación de policía, veían el partido de fútbol Colombia-Bolivia, dos frentes guerrilleros conformados por cerca de 250 hombres se tomaron el municipio, asesinaron a dos agentes, hirieron a seis más, asaltaron la Caja Agraria y destruyeron la mayoría de locales del centro de la población.

22 de agosto 1997 , 12:00 a.m.

El miércoles hacia las 10 de la noche empezó el ataque con disparos, ráfagas y granadas en la parte céntrica de Cabrera. La incursión de los subversivos de los frentes 52 y 55, al mando del comandante Jairo , se extendió hasta las 3 de la madrugada.

Sin embargo, todo no terminó a esa hora, pues los subversivos dejaron enterradas minas en las afueras del pueblo y, aproximadamente a las 10 de la mañana, una de ellas explotó quitándole la vida a un campesino, de 33 años, que pasaba por el lugar.

El grupo de subversivos, que estaba compuesto en su mayoría por mujeres y menores de 12 años, irrumpió con explosiones de granadas y cohetes, tomando por sorpresa a los pobladores y a las autoridades del municipio, ubicado 130 kilómetros al sur de Bogotá, por la vía a Girardot.

El comando de policía quedó destruido. De allí los guerrilleros se llevaron 10 fusiles Galil. También acabaron con las instalaciones de la Caja Agraria (de donde sustrajeron 80 millones de pesos), la corporación de crédito Coacrédito, la alcaldía y dejaron averiadas varias casas vecinas.

Más de 16 familias quedaron damnificadas y las perdidas se calculan en más de 1.500 millones de pesos.

Durante los enfrentamientos, murieron el agente Rufino Rivas Palma y el patrullero John Jairo Zapata Vásquez. Resultaron heridos los patrulleros Róbinson Cardona Cortés, Jairo Julián Guerrero Zárate, Mauricio Vargas Pulido y Jesús María Cortés.

Los heridos fueron trasladados a la clínica de la Policía Nacional en Bogotá. Al cierre de esta edición su estado era delicado, según informaron oficiales de la Dirección Nacional de la Policía.

La población está atemorizada con este acto tan violento. El ataque fue peor que el que sucedió en Gachalá hace unos 20 días , dijo el Comandante de la Policía de Cundinamarca, coronel Alonso Arango.

En menos de una semana, Cabrera ha sido noticia por ser uno de los municipios donde se registraron renuncias posteriores a la inscripción de listas a concejo y alcaldía y, ahora, por que la guerrilla prácticamente acabó con el centro del pueblo.

Estoy desmoralizado, pero hay que seguir adelante , manifestó Josué Ancizar Cruz, alcalde de Cabrera.

Atacaron a los refuerzos Cuando llegaron los refuerzos del Ejército y de la Policía, hacia las 2:50 de la madrugada, con el apoyo de un avión fantasma, hubo un nuevo ataque que los insurgentes le tendieron a la fuerza pública.

En ese hecho resultaron heridos dos patrulleros de las unidades de contraguerrilla, que fueron trasladados de inmediato al hospital de Fusagasugá.

Una vez controlamos la emboscada, ingresamos al pueblo para dar apoyo a la policía de la población. Pero los insurgentes se fugaron en tres buses, un camión y una volqueta, tomando la vía que conduce hacia San Juan de Sumapaz. La huida la emprendieron en vehículos robados , dijo Arango.

Así mismo, informó que la Policía no tenía conocimiento de víctimas entre la población civil. Algunos testigos informaron a las autoridades que habían visto, aproximadamente, ocho cadáveres. No sabemos si los cuerpos son de guerrilleros o de civiles, pero, muy probablemente se trataban de subversivos , señaló el Coronel.

Por su parte, el comandante de la XIII Brigada del Ejército, general Euclides Sánchez dijo: Ojalá el alcalde y las autoridades de Policía denuncien, ante los diferentes organismos internacionales, estas violaciones a los derechos humanos .

Muertos diez guerrilleros Cinco soldados y por lo menos diez guerrilleros muertos dejaron los combates entre tropas regulares y un reducto de las Farc en la inspección de Aguachica, en el municipio de Arauquita, según reportó la Brigada XVIII.

En los enfrentamientos también se reportaron tres uniformados y alrededor de 15 subversivos heridos, reveló el Ejército.

Las tropas desplazadas a la zona intentaban tender un cerco a la columna, presumiblemente del Décimo Frente de las Farc, para evitar la retirada hacia la zona selvática de la región.

Entretanto, el suboficial y el uniformado muertos fueron remitidos en helicóptero para el hospital San Vicente de Arauca, al igual que los tres soldados que resultaron heridos. La Brigada no reportó la identidad de estas personas de manera inmediata.

Así mismo, una cuadrilla del frente José David Suárez del Eln, conformada por unos 40 hombres, atacó el pozo petrolero Cupiagua S 21. En la incursión resultó muerto el auxiliar de policía Jhon Jairo González Torres, natural de la Jagua de Ibirico (Cesar) y herido el patrullero Alvaro Castellanos Rolón, natural de Cúcuta.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.