Secciones
Síguenos en:
SABOTAJE ELECTORAL

SABOTAJE ELECTORAL

La proximidad de las elecciones, que tendrán lugar en octubre, acrecentará por desgracia lo que se ha dado en llamar violencia electoral. Los grupos guerrilleros están utilizando las armas criminales en su desmesurado propósito de que los electores no vayan a las urnas. Y de imponer, claro, a sus propios candidatos. Bien saben los violentos que los votantes inermes y a veces imposibles de localizar, son un argumento más o menos definitivo para ponerles una valla muy poderosa a las ambiciones de quienes están empeñados en frustrar la libre opinión del elector.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
09 de septiembre 1997 , 12:00 a. m.

Por eso asistimos diariamente al doloroso espectáculo de los asesinatos, los secuestros, la colocación de bombas terroristas y todos aquellos métodos criminales que sirvan para que el elector vea frustrado su deber patriótico y constitucional de llegar a las urnas para expresar su libre deseo de escoger a quienes, sea cual fuere su partido o su condición social, lo representen en los cargos de comando del Estado.

Todo esto para quienes confían en el sistema democrático implica la necesidad vital de reforzar el derecho a ejercer ese deber cívico; cooperar con las autoridades para que las elecciones de octubre tengan cabal cumplimiento; para que los colombianos vean en las garantías individuales el medio más efectivo de expresión, de defensa de sus comunidades y de sus derechos.

Es lógico que causen preocupación, y muy grande a la ciudadanía, a quienes aspiran a recibir el favor popular y al Gobierno, los hechos violentos, los asesinatos perpetrados en algunas regiones o poblaciones donde, además, los candidatos se ven obligados a retirar sus nombres, o desistir en su aspiración de tomar parte activa en la política. Ya no podemos decir que es un signo más o menos normal. No. Lo que está ocurriendo no solo es peligroso sino criminal. Constituye un hecho muy grave el que no se pueda elegir libremente en algunas zonas del país. Para el Gobierno esto es una derrota, pero también para la democracia, para Colombia toda.

Las organizaciones partidistas tienen que activar y dirigir en la mejor forma posible la propaganda, en busca de favorecer a aquellos que desean llegar a los puestos que serán escogidos en octubre. En busca, mejor, de orientar al elector. Y se deben crear las condiciones, las estrategias para que las elecciones se realicen contra las balas de la guerrilla. Lo contrario sería un golpe terrible para las autoridades legítimas, o para cuantos quieren ver en el nuéstro un país totalmente abierto a la expresión de la voluntad popular.

Pero es al Gobierno al que toca, con sus Fuerzas Armadas, imponer la ley y el orden, respaldado eso sí por la sociedad civil, por quienes creemos en la democracia, sin egoísmos, sin otro interés que defender la patria. A la violencia solo nos queda enfrentarla unidos. Y debemos hacerlo respaldando al Ejército Nacional, a las fuerzas del orden que en todas partes deben estar listas a imponer la ley aun si es necesario mediante el uso de las armas.

Tienen que darse las condiciones para votar, las garantías necesarias. Y hacerlo en octubre es una obligación con el país, para buscar una patria que nos permita mirar el futuro con esperanza. En estos momentos no se puede vacilar. Por eso, en las manos y en la decisión de millones y millones de compatriotas está la obligación de hacer efectiva la norma de que los votos valen más que las balas.

En la América Latina se espera con interés la jornada electoral colombiana. Tanto se ha hablado de nuestros problemas, que el buen resultado de unas elecciones limpias y tranquilas será el desmentido a los rumores de que el sistema vigente en Colombia pasa por momentos muy peligrosos. Un volumen electoral apreciable, sean cuales fueren sus resultados, dará un respaldo muy importante a la democracia y será un revés claro y diciente a los que quieren alcanzar el poder mediante la voz del fusil y las bombas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.