VALENTÍN TABORDA ACEPTÓ CARGOS POR EL SECUESTRO DE PASTRANA

VALENTÍN TABORDA ACEPTÓ CARGOS POR EL SECUESTRO DE PASTRANA

En diez días un juez sin rostro de Medellín dictará sentencia contra Valentín de Jesús Taborda Echavarría, en el proceso que por el secuestro de Andrés Pastrana Arango adelanta la Fiscalía Regional de Antioquia. El ente acusador realizó ayer una audiencia de sentencia anticipada con Taborda, que aceptó los cargos de secuestro con fines terroristas y porte ilegal de armas que le imputó la Fiscalía.

04 de marzo 1994 , 12:00 a. m.

De otro lado, la investigación por el secuestro y posterior asesinato del procurador Carlos Mauro Hoyos Jiménez, deberá pasar a reparto dentro de la justicia sin rostro en los próximos días, luego de que Jerónimo Antonio Ospina Alvarez, uno de los sindicados, rechazó los cargos de la Fiscalía, durante una audiencia similar que se realizó con Taborda.

El secuestro de Pastrana y el asesinato del procurador Hoyos ocurrieron en enero de 1988.

Fernando Enrique Mancilla Silva, director regional de fiscalías de Antioquia, dijo que las audiencias se cumplieron con la asistencia del vicefiscal general de la Nación, Francisco José Sintura, un juez sin rostro, un fiscal delegado, dos apoderados de los sindicados y delegados de la Procuraduría de Antioquia.

Durante la audiencia, Taborda aceptó los dos cargos que le imputaba la Fiscalía y esto le puede representar una rebaja de hasta una sexta parte de la pena total que le imponga el juez sin rostro. Según Mancilla, la audiencia de sentencia anticipada está contemplada en el artículo 37 del Código de Procedimiento Penal y se realiza cuando, en desarrollo de la investigación, el juez ya ha dictado resolución acusatoria y ha calificado el proceso. En el caso de Taborda ya se habían cumplido las dos condiciones y el proceso estaba en etapa de juicio , dijo Mancilla. De otro lado, con el rechazo de los cargos de secuestro y homicidio con fines terroristas que le presentó la Fiscalía a Jerónimo Antonio Ospina Alvarez, en el caso del secuestro y asesinato del procurador Carlos Mauro Hoyos, el proceso deberá pasar a reparto en la Dirección Regional de Fiscalías.

Ospina alegó que él se desempeñaba como administrador de la finca La Vega, en El Retiro, oriente antioqueño, el 25 de enero de 1988, día en que fue asesinado el procurador Hoyos. Dijo que el alto funcionario llegó allí herido y que él no tuvo ninguna participación en el hecho. En consecuencia, dijo un vocero de la fiscalía, el juez sin rostro que adelantaba el proceso se declaró impedido para seguirlo y el caso deberá remitirse en los próximos días a la Secretaría Común de Jueces para asignarlo a otro funcionario.

Igualmente, agregó el funcionario, debido a su rechazo de los cargos el sindicado ya no podrá solicitar nuevamente los beneficios del artículo 37 del CPP, como son la audiencia especial de terminación anticipada o la sentencia anticipada. Taborda se sometió a la justicia colombiana en julio de 1991, después de que lo hiciera Pablo Escobar Gaviria, y fue uno de los reclusos que no se fugó de la cárcel La Catedral en la fuga del 22 de julio de 1992. La audiencia de sentencia anticipada con Taborda había sido suspendida por un juez sin rostro de Medellín en forma indefinida, desde el 19 de abril del año pasado, debido a la ausencia de abogados defensores, que por amenazas contra su vida decidieron abandonar varios de los procesos en los que están involucrados los hombres de confianza de Escobar. Por su parte, Ospina está detenido actualmente en la cárcel Bellavista, en Bello, al norte de Medellín.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.