Secciones
Síguenos en:
ARRANCÓ LA APERTURA HACIA FUERA

ARRANCÓ LA APERTURA HACIA FUERA

En el marco del Foro Anif-Fedesarrollo de la semana anterior, es indudable que la economía retomó la senda del crecimiento y que las autoridades han tenido éxito en sus esfuerzos por corregir los desequilibrios estructurales. Si bien esas son buenas noticias, pensamos que más positivo aún es registrar que la política económica reciente parece haber encauzado al país dentro de la denominada fase de apertura hacia afuera del modelo de desarrallo.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
11 de febrero 2001 , 12:00 a. m.

En el marco del Foro Anif-Fedesarrollo de la semana anterior, es indudable que la economía retomó la senda del crecimiento y que las autoridades han tenido éxito en sus esfuerzos por corregir los desequilibrios estructurales.

Si bien esas son buenas noticias, pensamos que más positivo aún es registrar que la política económica reciente parece haber encauzado al país dentro de la denominada fase de apertura hacia afuera del modelo de desarrallo.

El modelo de desarrollo vigente -que propende por la libertad comercial, la reducción del tamaño del Estado y la promoción de la iniciativa privada como motores de la actividad y el desarrollo económico- no tuvo en los últimos años una expresión adecuada en la realidad macroeconómica del país.

Al contrario, el cuadro económico reciente se caracterizó por la caída de la inversión privada (que pasó del ser el 15,1 por ciento del PIB en 1994 al 5,2 por ciento en 1999), por un saldo negativo de la balanza de pagos en cuenta corriente desde 1993, que se convirtió en el principal argumento de quienes hablaban de la apertura hacia adentro , y por un déficit fiscal que en lugar de estimular la iniciativa privada la ahogaba, pues el déficit del sector público no financiero llegó a representar el 6,4 por ciento del PIB en 1999, y para colmo el saldo de los TES superó en valor al saldo de los CDT.

En contraste, las cifras presentadas por el Ministerio de Hacienda indican que la economía colombiana en el año 2000 creció con base en el aumento del consumo y la inversión privada, impulsadas ambas por el auge de la industria manufacturera y las exportaciones, especialmente las no tradicionales.

De igual manera, la cuenta corriente de la balanza de pagos superó el rojo que traía desde 1993 y cerró en el año 2000 en una situación de equilibrio explicado por el crecimiento de las exportaciones y no por la caída de las importaciones, como ocurrió en 1999.

En materia fiscal, el aparato estatal logró controlar el gasto de manera que se cumplió con las metas convenidas con el FMI, destacándose que el gasto se contrajo aun excluyendo el efecto tributario del petróleo y de la seguridad social.

De esta manera, la economía corrigió los desequilibrios externos y fiscales, el PIB privado volvió a ser el motor del crecimiento económico y se concretaron las reformas que le dan viabilidad de largo plazo a las finanzas públicas y al Estado mismo.

Definitivamente la conducción de la política económica enderezó el modelo de desarrollo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.