Secciones
Síguenos en:
BAJO EL AGUA ES MEJOR

BAJO EL AGUA ES MEJOR

No hay nada más lindo que parar la silla de ruedas al borde, hacer un esfuerzo y saltar.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
11 de febrero 2001 , 12:00 a. m.

No hay nada más lindo que parar la silla de ruedas al borde, hacer un esfuerzo y saltar.

Marcos Suárez no encuentra más palabras para describir esa sensación. Solo sabe decir que es una de las mejores experiencias que ha vivido. Quedó cuadrapléjico a los 5 años por culpa de la psiconeuropatía, que es una de las variaciones más fuertes del polio, y hace diez comenzó a nadar.

El agua ha sido el remedio para su invalidez. Me encanta saltar de la silla de ruedas al agua dice . Es como saltar a la vida y demostrarle a la sociedad que uno es útil .

El agua representa al mismo tiempo una liberación y un reto. Yo soy de los que piensan que uno tiene que forjarse retos y realizarlos, con mayor razón si se es discapacitado. Quise nadar y hablé con un instructor de la Cruz Roja para que me enseñara , relata.

Un día de 1989 sintió por primera vez ese revuelto de miedo y ansiedad que le da a uno en todo el cuerpo cuando se enfrenta a algo nunca antes vivido. El primer momento fue de terror porque sentía que me hundía. Arranqué muy nervioso, pensaba que me iba a ahogar y hasta gritaba. Cuando me di cuenta de que podía flotar, comencé a relajarme y de un momento a otro, ya me las daba de nadador .

Fue campeón zonal, nacional, panamericano y mundial de natación y participó por Colombia en los Juegos Paraolímpicos de Barcelona y de Sidney. Hoy tiene 42 años y no puede pasar una semana sin meterse a la piscina. Cuando no puedo ir a nadar, me siento muy mal. El agua me relaja y por eso hago el deber de ir por lo menos dos o tres veces a la semana , dice.

Los efectos relajantes del agua se conocen desde épocas remotas. Su poder curativo también.

Es buena para sanar heridas, para bajar la fiebre, para la circulación sanguínea, ayuda a aliviar el dolor, incluso se ha recomendado y se emplea cada vez más para el parto natural.

Por eso, una de las revoluciones en la medicina, especialmente en la rama de la rehabilitación física es la terapia acuática, que es una aplicación mucho más completa de la ya conocida hidroterapia.

Según Fabiola Moscoso, fisioterapeuta de la Clínica Puente del Común, Centro Nacional de Rehabilitación Teletón, la hidroterapia es una técnica milenaria que consiste en utilizar el agua en cualquiera de sus estados (líquido, sólido o gaseoso). Y la terapia acuática se basa en los efectos de la inmersión combinados con ejercicios bajo el agua .

En qué consiste.

Leyes físicas como los principios de Arquímedes, de la Gravedad y de la presión hidrostática salen de los cuadernos y libros para materializarse en la vida real. Cada vez que un paciente con lesiones neurológicas, medulares y alteraciones en el movimiento entra al agua, comienzan a actuar estas leyes y se demuestra que la Física tiene su razón de ser.

De acuerdo con los expertos, la terapia acuática es mucho más eficaz que la tradicional fisioterapia en una camilla o en un gimnasio, porque el cuerpo pesa menos y el esfuerzo para realizar los movimientos es menor, puede flotar y las moléculas del agua ejercen la presión suficiente para ayudar a quienes han perdido sensibilidad en su piel.

Si un deportista se lesiona un pie, por ejemplo, lo más seguro es que no lo pueda apoyar en un período de seis meses y si trata de caminar, le duele agrega Moscoso . Pero si inicia un tratamiento de terapia acuática, ese tiempo va a disminuir notablemente y además podrá caminar más pronto, porque su cuerpo no pesa bajo el agua y no siente tanto dolor al hacer algún movimiento .

El peso de un cuerpo bajo el agua depende de la altura de la piscina. Si el agua llega hasta el cuello, la persona pesa un 95 por ciento menos de lo que pesa sobre tierra. Si el nivel llega a la cintura es decir, al ombligo, el peso se reduce en un 50 por ciento.

La historia.

El proyecto de la Unidad de Hidroterapia de la Clínica Puente del Común nació en 1997 cuando se unieron la Universidad de La Sabana y el Centro Nacional de Rehabilitación Teletón. Desde ese momento nos propusimos formar un instituto que superara en servicio, tecnología y cobertura al famoso Centro Internacional para Rehabilitación Neurológica (Ciren) de Cuba , afirma Enrique Bayer Tamayo, gerente de la Clínica y gestor del área de hidroterapia.

Y lo lograron.

De Holanda trajeron los equipos y toda la asesoría pertinente para montarlos y darles uso. Están diseñados para atender los requerimientos de cada paciente. El piso de las piscinas, por ejemplo, funciona como un ascensor, pues sube o baja de acuerdo con la estatura de quienes las van a utilizar y con el área que se va a ejercitar. Asimismo, el agua está climatizada a unos 33 ó 34 grados centígrados, y la temperatura también puede variar de acuerdo con las patologías.

Si hay pacientes que presentan condiciones muy especiales, como infecciones o temor al agua pueden recibir sus sesiones de terapia en los tanques mariposa. También funcionan los tanques de marcha, piletas con ventanas subacuáticas para que los terapeutas puedan ver la evolución del paciente desde afuera.

Marcos Suárez le debe parte de su nueva vida al agua. Estudié para no convertirme en limosnero y el agua me permitió ser deportista , dice. No es el único que sueña con el momento de pararse al borde de la piscina en la silla de ruedas y saltar.

Las técnicas *.

Bad Ragaz Ring fue diseñada en Suiza y consiste en acostar al paciente en el agua boca arriba (aprovechando que flota) para que abra y cierre brazos y piernas. Esta permite corregir la postura, es decir la alineación del cuerpo; fortalece los músculos y disminuye el dolor.

La Halliwick se emplea principalmente en pacientes con problemas neurológicos y busca que la persona pueda realizar una tarea específica. Trabaja las funciones de balance y equilibrio con el fin de estabilizar al paciente en una posición durante un tiempo determinado.

La técnica Watsu tiene su origen en la filosofía oriental de los masajes y es básicamente para relajar.

*Asesoría: María Claudia Panesso, coordinadora de terapia física de la Clínica Puente del Común, Centro Nacional de Rehabilitación Teletón.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.