Secciones
Síguenos en:
FANTASMAS COTIZADOS EN PROSOCIAL

FANTASMAS COTIZADOS EN PROSOCIAL

Hay una suerte de influencia esotérica en las compras que hace Prosocial, la entidad estatal encargada de promover la recreación de los servidores públicos.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
07 de septiembre 1997 , 12:00 a. m.

Sí, un grupo de fantasmas está presentando cotizaciones y ganando contratos. Tiene incluso capacidad para dejar las mercancías en almacén sin que nadie lo note.

Y claro, no tiene domicilio conocido, aunque sí suele utilizar datos que corresponden a empresas y personas que habitan el mundo terrenal, pero que no tienen idea de esos negocios.

Un funcionario de la entidad, en trance de exorcismo administrativo , encontró recientemente su huella en el centro vacacional de San José de Isnos, en el Huila. Allá fue a parar un lote de televisores que los fantasmas le vendieron a finales de julio a Prosocial. Le atrajo la atención una pequeña falla en una cotización: faltaba el número del nit de la supuesta empresa proveedora. Y no es que el número fuera invisible...

En cuerpo ajeno Reporteros de la Unidad Investigativa de EL TIEMPO encontraron que los espectros suplantaron a algunas empresas vendedoras de electrodomésticos y que se aseguraron de controlar todas las propuestas hechas para el negocio.

Edilberto Ardila, gerente de Electrodomésticos Surtihogar Ltda., firma teóricamente favorecida con la adjudicación, dice que jamás ha tenido relaciones comerciales con Prosocial. Se declara preocupado por los perjuicios que al buen nombre de su empresa pueda ocasionarle el hecho de aparecer nominalmente como vendedor de productos sobrefacturados en su precio.

Ardila examina la cotización respectiva y explica que el logotipo no corresponde al de la papelería oficial de establecimiento y que Jairo González, que firma el documento como director ventas , nunca ha trabajado para su empresa.

Respuestas similares dan los representantes legales o gerentes de Electroerber, Electrodomésticos Nuevo Hogar y Bohórquez y Compañía, las otras tres empresas que supuestamente cotizaron para hacerse al negocio.

Quiénes responden? Néstor Darío Triana, jefe de la División de Servicios Generales, responsable de este tipo de compras, asegura que algún día las cotizaciones aparecieron sobre su escritorio y que él les dio el trámite para la adjudicación presumiendo que habían sido llevadas allí de buena fe.

Cuando se le insiste en la pregunta de cómo es posible que esos documentos aparecieran en su oficina como por arte de magia, recuerda entonces que su secretaria, Patricia Rebolledo, los recibió.

La joven dice que sí, pero que no se acuerda cuándo ni quién los llevó. Armando Rodríguez Moreno, auxiliar de almacén y encargado de recibir la mercancía, solo tiene un recuerdo vago de dos hombres que llegaron en un furgón y le hicieron firmar un papel de recibido, del cual no quedó copia.

Triana insiste en que él se ajustó a lo que manda la ley: hizo públicamente la invitación a los potenciales proveedores y la fijó en cartelera. Pero no logra explicar porqué todas las cotizaciones resultaron falsas... obra de fantasmas.

Luz Myriam Lasso Echavarría, directora encargada de Prosocial, acude en defensa de Triana, que según servidores de la entidad es su funcionario de mayor confianza. Ella, que firmó con aquel el estudio comparativo de las cotizaciones y que es la ordenadora del gasto, dice que el negocio se deshizo cuando surgieron las primeras evidencias sobre irregularidades.

Cuando se le muestra que el negocio no está deshecho porque el lote de televisores se encuentra en San José, lo acepta, pero asegura que la mercancía no fue pagada y que ella ordenó devolverla.

Solo hay un problema: no hay a quién devolverla porque nadie admite haber negociado con Prosocial. ...Y los fantasmas no tienen domicilio y menos direcciones para notificación judicial.

La directora dice haber ordenado hace varios días a la subdirección operativa una investigación interna. Sin embargo, hasta la fecha no hay auto de apertura de las averiguaciones ni han sido llamados a declarar Triana, su secretaria, el auxiliar del almacén, ni ninguna de las personas relacionadas con el negocio. La oficina de control interno ha estado marginada del asunto.

Por ahora hay pista de que los fantasmas se inspiraron en la página 99 del directorio amarillo. Allí están los anuncios cuatro firmas dispuestos en orden diagonal. Una leve trasposición en los anuncios induce a error respecto a la dirección y teléfono de una de ellas. Ese fue el único error consignado en las cotizaciones falsas.

Otros diablillos Como espectros, rondan también las dudas respecto a la transparencia en la compra del conmutador de la sede administrativa de Prosocial.

Allí también hay indicios de que hubo quien cotizó por partida doble para ir sobreseguro en el negocio. Esto se advierte al examinar el certificado de Cámara de Comercio de la firma Elite System & Telecomunications Ltda, adjudicataria del contrato por 27 912.184 pesos.

Entre los socios de esta empresa aparece Carlos Julio Ortiz Gómez, que es la gerente propietario de Telefonía de la 51, otra de las empresas que se presentó para concursar en el mismo negocio.

Ortiz dice que él no tuvo conocimiento de que Elite Sistem hubiera estaba participando en el mismo negocio y asegura que se retiró de esta empresa en noviembre de 1995, es decir, un mes antes de efectuarse el contrato, realizado bajo la anterior administración de Prosocial, aunque coordinado por el actual jefe de servicios generales.

Sin embargo, en el último registro de cámara de comercio, expedido el 27 de agosto pasado Ortiz sigue figurando como socio, si bien el documento tiene la anotación de que la sociedad no ha renovado desde 1995 su matrícula mercantil.

El jefe de servicios generales insiste en que él no tenía formas de darse cuenta que en dos empresas podían estar las mismas personas de por medio.

Para el jurista Héctor Riveros Serrato, ese hecho podría viciar la negociación y, a la luz de las normas sobre contratación, afectaría el principio de la transparencia.

En similar sentido se pronuncia el ex presidente del Consejo de Estado Jaime Betancur Cuartas, para quien de fondo también puede haber un problema de carácter ético.

Y con los bienes intervenidos? Las dificultades que enfrenta Prosocial en el manejo de negocios suaves como las adquisiciones de equipos y materiales de suministro, ha puesto también en tela de juicio su capacidad para administrar bienes mayores.

La Contraloría ordenó recientemente una especie de auditoria preventiva para hacerle el seguimiento a la manera como la Promotora de Vacaciones y Recreación Social está manejando el hotel Tocarema, en Girardot, uno de los bienes intervenidos por la Dirección Nacional de Estupefacientes por posibles nexos con el narcotráfico.

Las dudas sobre la capacidad de la administración también han asaltado al Consejo Directivo que, según consta en una de sus actas, desautorizó la compra del Hotel Santa Mónica, en Bogotá.

Una de las razones colaterales fue el creciente déficit de Prosocial.

En esa misma sesión fue también rechazada una solicitud de la directora para negociar un plan de retiro voluntario de trabajadores oficiales con cuantiosas indemnizaciones.

Una supernumeraria con superpoder Con el nombramiento de supernumerarios algunos directores y gerentes de entidades oficiales suelen hacer esguinces a los decretos presidenciales que, en épocas preelectorales, congelan las nóminas.

Lo que no es usual ni legal es que un supernumerario llegue para ejercer cargos de nivel directivo que hacen parte de la planta oficial de la entidad.

La excepción la encarnó en Prosocial Nancy Valencia Castillo, una abogada que, en condición de supernumeraria, asumió funciones de subdirectora operativa y firmó actos administrativos en esa condición.

En realidad, la subdirectora operativa oficial es Myriam Lasso, que aspira a quedarse como directora ejecutiva titular.

Cuando alguien les hizo ver que estaban cayendo en una especie de suplantación, Valencia fue trasladada a la oficina de control interno y poco después renunció protocolariamente para poder ser nombrada en propiedad como jefe de esta última dependencia que, por lo demás, ha estado vacante durante largos períodos.

La Directora Ejecutiva dice que admite su error. No voy a decir mentiras, reconozco que nos equivocamos , dice por su parte Valencia.

Viajes y taquillón francés con cargo al presupuesto El 60 por ciento de los viajes que Luz Myriam Lasso ha hecho durante 1997, en calidad de subdirectora operativa y directiva ejecutiva (e) de Prosocial, han sido a Pasto, su tierra natal y ciudad de residencia de su familia.

En la justificación de sus viáticos los ha presentado todos bajo la denominación genérica de cumplimiento de funciones inherentes al cargo .

El pasado jueves su secretaria les dijo a los reporteros que su jefe no podía atenderlos porque había tenido que viajar de urgencia a Pasto para atender un asunto familiar . Pero los datos consignados en los reportes de tesorería dan fe de que ese mismo día le habían sido reconocidos viáticos para cuatro días, incluido el fin de semana.

En total, cinco de sus nueve viajes oficiales tuvieron como destino su ciudad natal.

En comunicación telefónica, la funcionaria dijo que se encontraba en Pasto trabajando en un convenio con Coldeportes que procura la construcción de un gimnasio en un lotes que Prosocial recibió del Inurbe. Tengo en este momento la piscina construida, llena de agua, y el agua se pudre y entonces lo que necesito es solucionar ese problema , explicó.

Entra por los ojos...

En junio, cuando asumió por encargo la dirección, la primera prioridad de la funcionaria fue la remodelación de su oficina.

Finas galerías, pinturas para paredes en colores pasteles de moda y redecorados con el uso de taquillón francés enchapado son, entre otros, algunos de los elementos y costosos accesorios de su nuevo despacho.

En contraste, los centros vacacionales padecen múltiples necesidades e incluso marcado deterioro en servicios básicos, como el restaurante.

Como ella misma lo dice, en las oficinas de tesorería y contabilidad los funcionarios tienen que trabajar unos encima de otros .

Pero insiste en que la imagen de la entidad entra por la dirección y que por eso su presentación sí debe encabezar una agenda de prioridades.

También está en vías de remodelación el auditorio donde el 28 de agosto, según consta en una grabación, la directora reunió a todos sus funcionarios para decirles que los desleales que le estaban dando información a los periodistas serían identificados y sometidos a investigación. (Ver entrevista).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.